01-06-2020 / 9:50: h EFE

Agentes de la Policía Foral, adscritos al Área de Tráfico y Seguridad Vial, utilizan en la N-121A entre Pamplona y Behobia los drones del GAT (Grupo de Apoyo Tecnológico) para vigilar desde el aire infracciones graves que pueden desembocar en accidente.

Además se hace hincapié en "determinadas zonas de riesgo", en las que las líneas continuas prohíben realizar adelantamientos, maniobras con riesgo de colisión frontal, según ha indicado Policía Foral en un comunicado.

Con la entrada en vigor de la Fase 2 de la desescalada por el estado de alarma se ha detectado un "lógico incremento del tráfico", lo cual implica un riesgo de accidentalidad que se había visto "mermada" en las semanas que coincidieron con anteriores fases.

De hecho, en los tres últimos meses, de acuerdo con los datos de la Policía Foral, "no se han producido accidentes mortales en una vía considerada peligrosa por su volumen de circulación".

El uso de los drones como herramienta de trabajo se aplica a acciones policiales de distinto tipo que incluye como novedad la seguridad vial, con el fin de detectar y sancionar aquellas conductas no permitidas que ponen en riesgo a los usuarios de la vía.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD