02-06-2020 / 12:52 h EFE

Un equipo de investigadores trabaja en el desarrollo de una nueva herramienta informática que permitirá simular los efectos de diferentes escenarios epidemiológicos de la COVID-19 y ayudará a la toma de decisiones en la lucha contra la pandemia.

En el proyecto, denominado LOIMOS y liderado por la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario Ramón y Cajal (FIBio-HRC), participan investigadores de la Universitat Politécnica de València (UPV) y cuenta con la colaboración de la empresa tecnológica Biotech Vana S.L.

El estudio plantea cuestiones como el efecto de una reducción del 50 por ciento de los contactos de niños con personas mayores, con o sin mascarilla, un posible confinamiento por barrios o las consecuencias de la apertura de los centros educativos, informa la UPV en un comunicado.

LOIMOS permite simular y evaluar los efectos de estos y otros muchos escenarios epidemiológicos de la COVID-19 y prever la evolución de la pandemia ante futuras mutaciones del virus, en lo que se vaticina que serán las nuevas oleadas de la enfermedad.

El proyecto es además una de las propuestas seleccionadas de la convocatoria de proyectos de investigación sobre el SARS-COV-2 y la enfermedad COVID-19 impulsada por el Ministerio de Ciencia e Innovación a través del Instituto de Salud Carlos III.

Según explica José María Sempere, del Grupo de Investigación en Autómatas, Lenguajes Formales y sus Aplicaciones (ALFA)-Instituto VRAIN de la UPV, LOIMOS se desarrollará bajo el paradigma de la computación con membranas ('membrane computing'), que permite diseñar el comportamiento del virus en diversos entornos.

Sempere señala que el diseño virtual del comportamiento biológico del virus y de las actuaciones de todos los elementos que lo rodean, como las personas infectadas, sanas y recuperadas, las decisiones sobre aislamientos en espacios públicos o la jerarquización de los territorios en áreas físicas, permitirán evaluar la incidencia del virus bajo distintas situaciones diseñadas "a la carta" y observar su evolución en proyecciones temporales.

"Podemos dibujar múltiples escenarios, plantear múltiples preguntas, incluso variando distintas tasas o acciones, y con nuestro modelo predecir sus efectos", destaca el investigador Marcelino Campos, miembro también del grupo ALFA-VRAIN de la Universitat Politècnica de València.

Entre los parámetros que incluirá LOIMOS se encuentra la estructura poblacional básica del ámbito de estudio (niños, jóvenes, mayores), la tasa de individuos portadores de la COVID-19 en cada grupo por franja de edad, la de contacto por grupos de edad o tiempos de contacto diarios a menos de dos metros.

El modelo permite también trabajar con variaciones en el propágulo viral, cantidad mínima de virus para contagiar a una persona sana, la tasa de transmisión viral por minuto a una persona no contagiada, así como la tasa en función del tiempo desde el contagio y el nivel de supervivencia del virus en superficies.

Otras variables son la tasa de reducción de la transmisión, el tiempo de aparición de respuesta inmunitaria antiviral en niños, jóvenes, adultos, y mayores e incluso la tasa de protección con una eventual vacuna antiviral en proporción de individuos vacunados.

“La ventaja esencial del modelo es que se pueden otorgar valores a cada uno de estos parámetros en función de los rangos esperados, deseados, o efectivamente comprobados, y observar el efecto que tendrán en la estructura dinámica de la epidemia", ha señalado Sempere.

"El sistema es fácilmente escalable ya que permite la introducción de nuevas observaciones o conocimientos, conformando un auténtico laboratorio de pruebas virtual", ha añadido Sempere.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD