02-06-2020 / 13:20 h EFE

La Audiencia de Palencia ha absuelto a un empresario acusado de falsear un contrato para reclamar, por la vía civil, a una empresa de Palencia una factura por el pago de una entrevista que fue publicada en una revista.

La Audiencia Provincial le ha absuelto de los delitos de estafa procesal en grado de tentativa y de falsedad en documento mercantil de los que había sido acusado, según consta en la sentencia que no es firme y contra la que se puede interponer recurso de casación ante Tribunal Supremo.

Según los hechos probados, el acusado, que ya había sido condenado en 2014 y 2016 por sendos delitos de estaba y falsedad documental, como administrador único de su empresa firmó en 2012 un contrato con una empresa de Palencia para realizar una entrevista para su publicación en una revista.

La entrevista se llevó a cabo y se publicó en la revista del mes de julio-agosto de 2012.

Asimismo, como consecuencia de un documento denominado contrato y fechado en mayo de 2012, el día 20 de julio de 2012 se giró una factura por importe de 1.770 euros (IVA incluido) y casi un año después, en abril de 2013, con tales documentos, el acusado presentó una demanda contra la empresa reclamando la cantidad de 1.913 euros.

Como consecuencia la empresa interpuso una querella por un delito de falsedad en documento mercantil y un delito de estafa procesal, afirmando que en el contrato de publicidad su firma había sido falsificada por el denunciado.

El Ministerio Fiscal solicitó dos años y tres meses de cárcel para el procesado por un delito de falsedad en documento mercantil y un delito de estafa procesal en grado de tentativa y la acusación elevó la petición de penas a dos años y nueve meses.

En su sentencia, los magistrados admiten "la tentativa" en la estafa procesal y tras practicar la prueba sobre el documento litigioso, la factura, consideran que no se puede determinar si la firma estaba falsificada por lo que debe de aplicarse el principio "in dubio pro reo".

Según recoge la sentencia, los testigos mantuvieron durante el juicio "versiones muy divergentes y contradictorias".

El denunciante insistió en que no se habló de precio, ni de la entrevista, ni de la publicación, ni se fijó precio alguno en los correos previos para concertar la entrevista y que, por lo tanto, entendió que era una publicación gratuita, pues considera que "entrevista" y "publicación" eran lo mismo y que no incluían precio alguno.

Por el contrario, el acusado reiteró que una cosa es la "entrevista" y otra la "publicación" y que la publicación y la publicidad tienen un coste económico, pues implica un trabajo y unas fotografías y que nadie puede entender que una publicación es gratuita, máxime, cuando la entrevista se publica y cumple con su función divulgativa de la empresa correspondiente.

También, señala el tribunal, que aunque el acusado ha sido condenado en alguna ocasión por una forma de actuar semejante (entrevista y posterior publicación y emisión de factura) en esos casos se había acreditado una falsificación de firma.

Asimismo se reconoce que se hacía la entrevista y luego se publicaba y que se pasaba una factura sin previo presupuesto o indicación del precio, como relataron varios testigos gerentes de otras empresas citadas en la causa que habían sido objeto de entrevista y publicación.

Pero la sentencia señala que "el mero criterio de la semejanza en el actuar no implica que en este caso concreto se haya falsificado una firma o se haya cometido un delito de estafa".

Por ello, consideran que en este proceso penal procede la aplicación del principio de "in dubio pro reo" y que, ante las dudas y la "falta de convicción", el Tribunal debe absolver al acusado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD