03-06-2020 / 18:22 h EFE

El Tribunal Supremo estudia este miércoles la primera y única sentencia en España sobre bebés robados, una causa que acabó en absolución por prescripción de los delitos y donde la respuesta de los magistrados podría ser clave para reabrir cientos de casos que están archivados en los juzgados.

La sala someterá a deliberación y fallo los recursos de la Fiscalía, de los hijos del doctor Eduardo Vela (ya fallecido) y de la murciana Inés Madrigal contra la sentencia de la Audiencia de Madrid, que la reconoció como bebé robada pero absolvió por prescripción al ginecólogo, aunque le responsabilizó de todos los delitos.

Eso sucedió en octubre de 2018. Meses después, Madrigal descubrió, tras 32 años de búsqueda, que fue entregada por su madre biológica. Y esa revelación puede condicionar ahora el desenlace de la causa que revisará la sala, formada por el presidente de la Sala de lo Penal, Manuel Marchena, y los magistrados Antonio del Moral, Ana Ferrer, Susana Polo, y Eduardo de Porres.

Los hijos de Vela acudieron al Supremo para que se declare la inocencia de su padre; mientras que Madrigal -convencida de que pese a su hallazgo el doctor falsificó su identidad-, para que se pronuncie sobre la prescripción, que bloquea cientos de casos en España.

La Fiscalía, por su parte, tras el hallazgo de Madrigal, solicitó que se excluyera de los hechos probados de la sentencia "el robo de un bebé" y el delito de detención ilegal.

De acceder el Supremo, el caso podría verse abocado al fracaso, ya que solo se abordarían los delitos de suposición de parto cometidos por facultativo y falsedad en documento oficial, pero no el de detención ilegal, que justifica el robo de bebés.

Consciente de ello, la representación legal de Madrigal se opone a esta cuestión al estimar que el Supremo solo puede pronunciarse sobre los motivos esgrimidos en los recursos, presentados antes de la noticia, en busca de que se fije criterio sobre la prescripción.

Plantea que solo resuelta esta cuestión se pueda incluir su hallazgo en un eventual recurso extraordinario de revisión, que podría corregir su caso, pero no la postura del Supremo sobre el supuesto general de los casos de bebés robados.

La Audiencia de Madrid responsabilizó a Vela, de entonces 85 años, de los delitos de detención ilegal, suposición de parto y falsedad en documento oficial por unos hechos que ocurrieron en 1969, cuando trabajaba en la clínica madrileña San Román, pero le absolvió al considerar que habían prescrito.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD