04-06-2020 / 10:51 h EFE

Una vecina de la pedanía murciana de Patiño ha denunciado por amenazas a un hombre que hace ahora poco más de diez años mató por estrangulamiento a su padre, crimen por el que aquel fue condenado a seis años y medio de prisión y a pagarle a ella, entonces una niña, 100.000 euros.

El denunciado es Antonio G.G., un hombre que ahora tendrá que dejar su domicilio al haber dictado un juzgado de instrucción de Murcia una orden de alejamiento en cumplimiento de la cual no podrá comunicarse con la denunciante, P.G., ni acercarse a ella, que es vecina suya y pariente.

Fuentes cercanas a la investigación han dicho a Efe que la denunciante, que tiene ahora 23 años de edad, aseguró que el incidente se produjo cuando se encontraba en el carril de Los Guillamones de Patiño y el denunciado le dijo, presuntamente, que “iba a correr la sangre otra vez”, además de proferir frases insultantes contra ella.

Y añadió que tenía miedo por su seguridad, ya que el denunciado era el hombre que acabó con la vida de su padre y pensaba que podía cumplir sus amenazas.

Funcionarios policiales procedieron a la detención del denunciado, que tiene ahora 58 años de edad y que en octubre de 2013 fue condenado como autor del delito de homicidio del que fue víctima su primo, J.A.G., a la pena de seis años y medio de prisión.

La sentencia fue dictada después de que un jurado popular lo declarara culpable y considerara que se le debían aplicar las atenuantes de confesión de los hechos y reparación del daño causado.

Esa sentencia fue confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) en marzo de 2014 al no apreciar la existencia de contradicciones en el veredicto del jurado popular, en contra de lo alegado por la defensa de Antonio G.G.

Tras su detención el 30 de enero de 2010 surgió una reacción vecinal y concentraciones a favor del autor de los hechos en la puerta del juzgado cuando acudió a prestar declaración y en las que participó el padre de la víctima, quien en el juicio renunció a toda indemnización que pudiera corresponderle.

Ahora, los tribunales deberán pronunciarse también sobre el contenido de una segunda denuncia, la presentada por la esposa de Antonio G.G. sobre los mismos hechos expuestos por la hija del fallecido.

En la misma se asegura que su esposo no solo no amenazó a esta última, sino que fue ella la que lo amenazó a él, además de llamarlo “asesino” y “ladrón” cuando la invitó a que se fuera de la parcela en la que se encontraba, ya que era de su propiedad.

Esta segunda denunciante ha pedido también una orden de alejamiento que impida que P.G. pueda acercarse a su familia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD