04-06-2020 / 13:04 h EFE

El Ayuntamiento del municipio malagueño de Casares ha puesto en marcha un servicio de cuidadores de menores a domicilio con el objetivo de facilitar la conciliación laboral y familiar durante la situación actual, en la que los colegios están cerrados y no habrá campamentos de verano.

Este programa contará con una plantilla de monitores o educadores que cada día se desplazarán a los domicilios de las familias del municipio que soliciten el servicio para atender a los menores mientras los progenitores trabajan.

Según han indicado desde el Ayuntamiento, será un servicio de pago, aunque con tarifas sociales que se adaptarán a la situación económica de las familias usuarias, que podrán solicitarlo por quincenas o meses completos.

El único requisito para solicitar este servicio de conciliación es que se encuentren trabajando los dos progenitores o uno, en caso de las familias monoparentales.

Para facilitar la conciliación familiar durante los meses de vacaciones escolares, el Ayuntamiento pone en marcha normalmente escuelas de verano en los tres núcleos del municipio en las que cada año participan más de quinientos alumnos, pero esta temporada han decidido no celebrarlas para evitar contagios de COVID-19.

“Este año hemos visto conveniente no poner en marcha escuelas y campamentos de verano, ya que no existen protocolos de seguridad con garantías reales para evitar el contagio en la ciudadanía", ha explicado a Efe la concejala de Educación y Bienestar Social, Rocío Ruiz.

La edil ha indicado que han apostado por una herramienta que apoye a las familias trabajadoras en el cuidado de sus hijos, una iniciativa que también servirá para impulsar el empleo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD