08-06-2020 / 13:51 h EFE

Pensionistas navarros han vuelto a concentrarse en la plaza Consistorial de Pamplona, casi tres meses después, y lo han hecho con demandas centradas en una mejor atención tanto domiciliaria como en residencias, con servicios públicos y de cercanía que les permitan mantener su calidad de vida y su entorno social.

Alrededor de 50 personas se han concentrado frente al Ayuntamiento encabezadas por una pancarta con la que la que han reclamado una pensión mínima de 1.080 euros y han entonado sus habituales consignas en defensa de unas pensiones dignas y residencias públicas.

En representación del movimiento de pensionistas Benito Uterga ha señalado que, aunque cuentan con reivindicaciones pendientes desde su última concentración, celebrada el 9 de marzo, ha ganado importancia todo lo relacionado con la atención social, que “dada la situación se ha puesto ella sola en un primer plano”.

Uterga ha reclamado que se priorice la atención domiciliaria y las residencias ubicadas en el entorno cercano de la persona para que así esta pueda mantener sus relaciones sociales.

Asimismo, ha pedido que se apueste por residencias mucho más pequeñas o con núcleos reducidos en los que los menos dependientes se encarguen de cubrir las necesidades de quienes más lo necesiten para hacer que todos sean “más partícipes de esta convivencia” y que se reduzca la intervención de terceras personas.

Estas residencias, ha añadido, deben ser públicas, ya que “se ha demostrado que donde ha habido más problemas de fallecimientos ha sido en las residencias privadas”.

“Nos estamos jugando el futuro de la atención a las personas mayores”, ha considerado poniendo en valor que van a ser “un núcleo mucho más importante de la población en los próximos años”, lo que implica que “las instituciones van a tener que destinar recursos a montar una nueva atención las personas mayores”.

“No queremos que la nueva situación sea solo las mascarillas y la distancia”, ha subrayado reclamando que se destinen más recursos a atender a las necesidades sociales poniendo en el centro a las personas.

“La experiencia que tenemos de crisis anteriores es que se ha centrado el esfuerzo y la inversión pública a respaldar a grandes empresas y a la banca dejando en un segundo lugar a las personas y no queremos que pase eso en esa nueva normalidad”, ha insistido asegurando que “el futuro de la sociedad está en garantizar el bienestar de las personas mayores”.

La vuelta a las calles ha contado con dificultades, ha comentado Uterga, ya que se les pidió concreción en el número máximo de personas que podrían reunirse.

“Nos ha llamado mucho la atención que nos pongan dificultades cuando ha habido aquí concentraciones de personas con reclamaciones contrarias a las nuestras que no han pedido permisos, que se han saltado las normas sin mascarillas y sin distancia de seguridad y no ha pasado nada”, ha criticado.

Además, ha denunciado que, a pesar de haberse concentrado diez personas frente al Gobierno de Navarra hace aproximadamente un mes para pedir que les diesen datos sobre la mortalidad que estaba teniendo en virus, aún no han recibido respuesta y continúan teniendo solo los datos ofrecidos por los medios de comunicación.

Previo a la concentración, los presentes han guardado un minuto de silencio en memoria de todas las personas fallecidas a causa del coronavirus.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD