08-06-2020 / 23:30 h EFE

z, 8 jun (EFECOM).- El ministerio tunecino de Transporte ha solicitado a un tribunal especializado en crímenes económicos y financieros abrir una investigación contra seis altos cargos de la aerolínea de bandera "Tunisair", incluido su actual presidente, Elyes Mnakbi, por presuntos delitos de corrupción y negligencia, informó hoy la radio local Mosaique FM.

Según la fuente, el requerimiento es el resultado de un informe elaborado por la inspección general del ministerio que demostraría los excesos y problemas de "Tunisair Technics", filial encargada del mantenimiento de los aparatos, relacionados con la reparación de seis reactores.

La falta de piezas de recambio suficiente en tierra ha obligado en los últimos meses a reducir la flota en el aire pero sin anular los vuelos programados, lo que ha causado una avalancha de retrasos -algunos de más de 24 horas- y multiplicado las denuncias de los viajeros.

La compañía tunecina lleva varios años inmersa en una aguda crisis financiera que se ha agudizado en los últimos meses debido a la decisión del Gobierno de cerrar las fronteras para evitar la propagación de la pandemia de la COVID-19, que según las cifras oficiales ha segado la vida en el país de medio centenar de personas y contagiado a cerca de 1.100.

"Para salvar Tunisair hay que inyectar 1.000 millones de dinares (310 millones de euros), una cantidad enorme. Debe poner en marcha un plan de negocio claro y poder reembolsar esta suma. El Estado inyectará el montante cuando esté seguro del retorno de la inversión", declaró la semana pasada el ministro de Transportes, Anouar Maarouf, en una entrevista concedida a la radio "Express FM".

En una entrevista concedida el pasado 14 de mayo al diario francés "Le Point", Mnakbi criticó al gobierno al asegurar que el principal problema es que "el Estado pide resultados dignos de una empresa privada al mismo tiempo que debe cumplir con misiones públicas".

La compañía, cuyo accionista mayoritario es el Estado con el 62%, acumula deudas de más de 280 millones de euros y tiene previsto un plan de reestructuración de tres años que incluye la supresión de 1.200 puestos de trabajo de un total de 7.500 y algunos de sus destinos europeos.

Desde el cierre de las fronteras el pasado 17 de marzo, la aerolínea se encuentra en parálisis total a excepción del centenar de vuelos destinados a la repatriación de cerca de 18.000 tunecinos que se encontraban en el extranjero.

El pasado mes de abril, la dirección anunció la reducción a la mitad el sueldo de sus empleados en el extranjero como medida "excepcional y provisional" para "aligerar" las cargar financieras durante la epidemia y preservar los empleos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD