09-06-2020 / 15:40 h EFE

El Ayuntamiento de San Sebastián afrontará la posible falta de liquidez que sufrirá su tesorería a causa de las distintas medidas adoptadas por la crisis sanitaria, a través de un crédito por un importe máximo de 30 millones de euros, que prevé devolver dentro de este mismo ejercicio.

"No es una operación de endeudamiento", ha subrayado el alcalde, Eneko Goia, quien ha informado en rueda de prensa de que el gobierno municipal ha aprobado en este martes "la contratación de operaciones de crédito a plazo de un año por un importe no superior a 30 millones de euros" para "garantizar liquidez" a la institución a la hora de hacer frente a sus obligaciones de pago en el plazo establecido.

Goia ha explicado que "la paralización de la actividad económica" durante el estado de alarma por la pandemia de covid-19 ha provocado "una disminución de los ingresos" municipales, retrasos en su cobro y también "un aumento del gasto social para atender necesidades urgentes".

Ha indicado que, entre las medidas adoptadas por el consistorio para aliviar los efectos de la crisis en la economía donostiarra, figura además la reorganización del calendario fiscal, de manera que han sido aplazados los periodos de pago voluntario de los tributos municipales de vencimiento periódico, hecho que, según ha precisado, acarrea "un retraso en el ingreso de 65 millones de euros".

El aplazamiento del cobro del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) es "el que más efecto tiene en la tesorería" del Ayuntamiento, ha destacado Goia, pues representa del orden de un 15 % del total de ingresos corrientes, en concreto, cerca de 45 millones de euros.

De hecho la recaudación del IBI finalizaría el 30 de junio, pero con el ajuste del calendario fiscal aprobado en marzo pasado, ha quedado prorrogado hasta el 15 de septiembre.

El alcalde ha comentado que también influye la disminución del Fondo Foral de Financiación Municipal (FFFM), que supone en torno al 47 % del total de ingresos corrientes del Ayuntamiento y va a sufrir una reducción del 20 % de la asignación prevista, lo que se traducirá en "una desviación" de algo más de 29 millones de euros.

Preguntado por la modificación del presupuesto municipal de 2020, Goia ha indicado que "no va a haber un nuevo" documento presupuestario, sino que los cambios y ajustes en las cuentas serán fruto de "un proceso dinámico" porque el escenario "es cambiante" y "las previsiones económicas van variando".

Mientras tanto, ha añadido, el gobierno municipal "actuará con prudencia, esperando un poco con algunas de las inversiones y valorando, otra vez, en setiembre" cuál es la situación.

"Lo que está claro es que el apartado de ingresos no se va a cumplir", ha concluido.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD