09-06-2020 / 17:20 h EFE

El Gobierno Foral, a través del Instituto Navarro para la Igualdad Nafarroako Berdintasunerako Institutua (INAI / NABI), habilita desde este miércoles una vivienda de cuatro plazas para alojar a mujeres en contextos de prostitución y con dificultades graves de alojamiento derivadas de la pandemia.

Y es que, según advierten desde el INAI, la situación generada por el decreto de alarma, debido a la COVID-19, y el consiguiente confinamiento, además de las medidas de seguridad establecidas durante la desescalada, "está generado una situación de extrema dificultad para las mujeres en contextos de prostitución en nuestra comunidad".

En este sentido, alertan de que “algunas de ellas no disponen de medios para cubrir las necesidades básicas y, además en algunos casos, se pueden encontrar en clubes o pisos sin ninguna documentación y en situaciones de hacinamiento”.

La sociedad pública Nasuvinsa ha cedido una vivienda de cuatro plazas para alojar a varias mujeres "en contexto de prostitución y situación de desamparo" por la COVID-19.

Ante esta situación El objetivo, según indica el Gobierno Foral, es proporcionarles alojamiento y manutención mientras dure la situación que motiva el acogimiento o hasta su integración en otro servicio que, englobando al anterior, tenga mayor vocación de permanencia.

La entidad Itxaropen Gune asumirá la gestión de este recurso, en coordinación con el INAI/NABI, organismo competente para la coordinación y gestión de las medidas de actuación integral frente a la violencia contra las mujeres, siendo una de sus funciones la coordinación y el seguimiento técnico de los recursos de acogida.

En Navarra, la Ley Foral para actuar contra la violencia hacia las mujeres (2015) se modificó en 2018 para incluir la prostitución como manifestación de la violencia, de manera que en su preámbulo se recoge que la prostitución constituye una actividad delictiva que comercia con las mujeres vulnerando su dignidad y comprometiendo gravemente los derechos humanos.

Por otro lado, el departamento de Derechos Sociales convoca subvenciones para el programa AGAR, de acogida y acompañamiento social dirigido a mujeres en contextos de prostitución, y del que se podrán beneficiar las mujeres que utilicen esta vivienda.

El recurso puesto ahora en marcha sigue las pautas establecidas por el Plan de Contingencia contra la violencia de género ante la crisis del COVID-19 del Ministerio de Igualdad.

En él, según apunta el Ejecutivo navarro, se recogen medidas adicionales dirigidas a víctimas de trata, explotación sexual y a mujeres en contextos de prostitución, como garantizar el derecho a la asistencia y protección de las víctimas a través de un alojamiento conveniente y seguro.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD