10-06-2020 / 19:40 h EFE

El desarrollo de la economía circular y azul en Canarias precisa de inversión en formación y en la contratación de profesionales y no solo en infraestructuras, al haber centros de investigación "envidiables", pero vacíos de personal, según el científico Aridane González.

El profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y presidente del Comité Científico para el Cambio Climático, Economía Circular y Azul de Canarias ha hecho estas declaraciones con motivo de su intervención este miércoles en las Jornadas de Emergencia Climática en la Macaronesia del proyecto europeo Mac-Clima, ha informado el Cabildo en un comunicado.

González ha defendido que la economía circular y azul debe ser la base para transformar los retos en la gestión de los residuos, el ciclo del agua y la energía en un gran abanico de oportunidades para combatir el cambio climático, con el impulso de medidas piloto exportables a otros territorios.

En la última sesión de estas jornadas, González ha presentado la ponencia "Canarias y Cambio Climático: una perspectiva circular y azul" y ha abogado porque las personas sean el centro de todas las políticas.

De nada sirven las estrategias para combatir el cambio climático si no se dota de personal cualificado para que se ejecuten y si no se apuesta por el empleo verde y por la investigación, ha recalcado González, quien ha puntualizado que son las personas las que generan nuevas ideas, las que buscan soluciones y las que desarrollan los proyectos, ha puntualizado.

Además, ha considerado que el cambio a un modelo sostenible pasa por concienciar a la ciudadanía para que modifique sus hábitos y para que sepa lo que cuestan sus malas acciones, por ejemplo, en la separación de residuos.

"Es necesario aplicar la máxima de quien contamina paga, pero con transparencia", ha señalado.

Según González, el cambio climático ya está en Canarias y los grandes problemas en la gestión de residuos también, por lo que ha advertido que es necesario actuar, pues de lo contrario las islas dejarán de ser un "lugar estratégico en el mundo".

La arquitecta y paisajista Miriam García, de la empresa Landlab, ha explicado su proyecto "Diseño de paisajes costeros resilientes: Proyecto Costa Besò" y ha referido que todos los desastres naturales en las costas ocurren por no haber comprendido y medido las dinámicas litorales.

Los estudios realizados para el frente marítimo de Barcelona, al igual que el de Besòs, son novedosos porque replantean el diseño de los frentes marítimos de las ciudades ante el cambio climático y este tipo de iniciativas pueden ser viables tanto para Canarias como para cualquier zona costera, ha sostenido. "A la desaparición de nuestras playas debido a los continuos temporales, la destrucción cada vez más frecuente de los paseos marítimos y las infraestructuras o el mobiliario, se suman los efectos crecientes del cambio climático en las costas con inundaciones graduales por subida del nivel mar, por la erosión y la pérdida de la biodiversidad", ha concluido.

El Proyecto Europeo Mac-Clima liderado por el Cabildo de Gran Canaria persigue la creación de un Observatorio Climático para la Macaronesia con el que monitorizar el cambio climático y marcar las pautas para luchar contra él.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD