10-06-2020 / 19:40 h EFE

Varios sindicatos de la enseñanza han pedido aumentar las plantillas de docentes para poder implantarse las medidas anunciadas este miércoles por la ministra de Educación, Isabel Celaá, para el próximo curso escolar, y algunos han criticado que haya habido cambios de criterios en las últimas semanas.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha criticado los cambios de criterios sobre la vuelta al colegio y ha pedido una "vuelta negociada" a las aulas.

Ha respondido CSIF así al anuncio hecho por Celaá, sobre que el curso será presencial, con un máximo de 20 alumnos por aula y que los estudiantes de hasta 10 años podrán formar grupos estables en su aula para no tener que guardar la distancia de 1,5 metros ni llevar mascarilla.

En un comunicado, ha recordado que antes se habló de mezclar clases presenciales y "online", un límite de 15 alumnos por aula o dar clases en gimnasios y, ahora, se planea "una vuelta normal, como si nada hubiera pasado".

"Exigimos una reunión urgente con los sindicatos para abordar de manera negociada la apertura de centros en septiembre, con medidas sanitarias y curriculares efectivas, acordes a la nueva realidad", ha señalado CSIF.

"No nos parece serio ni coherente" el cambio de parecer, ha comentado Mario Gutiérrez, presidente del sector de Educación de CSIF, que ha reclamado para 40.000 docentes más para los próximos cinco años y una inversión mínima por alumno de unos 5.800 euros anuales.

Desde CCOO, Francisco García, también ha criticado que ha antes de hablara de una ratio de 15 y ahora de 20 o que la distancia interpersonal haya pasado de 2 a 1,5 metros.

Ha opinado que algunas comunidades deben estar "presionando" para que no se encarezca la vuelta al cole y que se debería explicar por qué se han flexibilizado las medidas.

Además, a CCOO le "choca" que Celaá pida que cada centro tenga que hacer un plan y contar con un responsable sobre coronavirus cuando los temas de seguridad son competencia de las administraciones.

También García ha mostrado su rechazo a que se diga que hay que limpiar al menos una vez los centros porque eso ya se hace y debería contemplarse que se hiciera más, así como la limpieza de los baños, que ven insuficiente hacerlo solo tres veces al día para cientos de alumnos.

Maribel Loranca (UGT) ha valorado por su parte que se bajen las ratios, las medidas de desinfección de los centros anunciadas o la creación de un coordinador para la COVID-19, pero ha pedido que esta figura sea del ámbito sanitario.

UGT ve "imprescindible" la apuesta por la educación presencial, sobre todo en Infantil y Primaria, pero echa de menos que no se haya hablado de la Formación Profesional.

"Las medidas anunciadas exigen presupuesto propio para su implantación y refuerzo de las plantillas docentes", ha añadido Loranca.

FSIE ha pedido al Gobierno que a los centros concertados lleguen "en igualdad de condiciones a las ayudas destinadas a educación" de los 2.000 millones anunciados para este fin, pues "la legislación vigente establece que la prestación del servicio público de la educación se realizará, a través de los centros públicos y privados concertados".

Por su lado, ANPE-Madrid ha reconocido ser consciente de que aún se desconoce el escenario que encontrarán en el mes de septiembre, pero ha instado a "empezar a trabajar ya en todas las posibilidades, con el fin de iniciar el curso con las mayores garantías" para el alumnado, el profesorado y las familias.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD