11-06-2020 / 21:30 h EFE

La misión especial de la ONU en Libia (UNSMIL) pidió este jueves una investigación "rápida y transparente" sobre el presunto hallazgo de ocho supuestas fosas comunes, la mayoría de ellas en la ciudad de Tarhuna, al sureste de Trípoli.

En una declaración, la UNSMIL expresó su "gran preocupación por los horribles informes del descubrimiento de 8 fosas comunes", la mayoría de ellas en esta ciudad escenario desde hace tres meses de intensos combates entre las milicias a las órdenes del Gobierno de Acuerdo Nacional sostenida por la ONU en Trípoli (GNA) y las fuerzas bajo el mando del mariscal Jalifa Hafter, tutor del Ejecutivo no reconocido en el este y hombre fuerte del país.

Tarhouna fue ocupada por Hafter hace apenas un año y estuvo bajo su control hasta que la semana pasada milicias del GNA y de la ciudad-estado de Misrata, acompañadas de milicias sirias, se la arrebataron.

"De conformidad con el derecho internacional, las autoridades libias deben realizar una investigación rápida, transparente y efectiva de los informes de ejecuciones extrajudiciales", agregó la misión de la ONU.

La misión acogió la decisión del ministro de Justicia del GNA, Mohamed Abdel Wahid Lamloum, de establecer un comité de investigación y confirmó su disposición a proporcionar el apoyo requerido si es necesario.

"Instamos a los miembros de este comité para que comiencen a trabajar con el fin de proteger las fosas comunes de la manipulación y eso para poder identificar a las víctimas y las causas de su muerte y para devolver los cuerpos a sus familias", agregó.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la victoria de los diversos grupos rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi.

Desde el fracasado proceso de paz impulsado por la ONU, el conflicto fratricida ha devenido en un enfrentamiento multinacional totalmente privatizado, sin ejércitos, librado por milicias locales y mercenarios extranjeros.

En los últimos 14 meses, los combates se han intensificado y han segado la vida de más de 1.800 personas -cerca de 400 de ellas civiles-, causado heridas a unas 20.000 y obligado a alrededor de 200.000 a abandonar sus hogares y convertirse en desplazados internos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD