12-06-2020 / 12:01 h EFE

La portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, ha recordado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, va a reiterar al Gobierno de España la petición de que los ayuntamientos puedan utilizar su superávit frente a la crisis y ha confiado en que esta demanda sea “atendida” porque “lo que se avecina va a ser muy duro para todos”.

De este modo se ha pronunciado Fernández en la rueda de prensa telemática que ha ofrecido este viernes para dar a conocer algunos de los acuerdos alcanzados esta semana por el Consejo de Gobierno.

La portavoz del Ejecutivo autonómico ha incidido en que García-Page insistirá en esta petición al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, en la videoconferencia que este domingo mantendrá con los presidentes autonómicos.

Ha dicho que los ayuntamientos tienen las cuentas "saneadas, con carácter general", pero "no pueden gastar el dinero que tienen".

“Están ahorrando aun en contra, muchas veces, de su propio criterio político”, ha lamentado Fernández, para quien la inmensa mayoría de las administraciones locales considera que tiene “una mano atada a la espalda” si tiene que seguir cumpliendo el techo de gasto, del que ha dicho que es “un corsé” para poder actuar con eficacia y para poner encima de la mesa medidas para luchar contra esta crisis.

Ha remarcado que todas las administraciones tienen que tener “las manos libres, también los alcaldes” y que “no se comprende, en este contexto económico menos que nunca, que la Ley de Estabilidad Presupuestaria y el techo de gasto no respondan a las demandas, necesidades e intereses de la ciudadanía”.

Asimismo, ha afirmado que esta petición es “lógica” y ha confiado en que sea “atendida”, al tiempo que ha advertido de que “lo que se avecina va a ser muy duro para todos”.

Además, a preguntas de los periodistas sobre la posición de la Junta respecto al reparto de fondos COVID-19, la portavoz regional ha afirmado que “sigue siendo la misma”.

Tras agradecer al Ejecutivo central que haya puesto encima de la mesa 16.000 millones de euros para apoyar a las comunidades autónomas y poner en valor esta medida, ha señalado que, en principio, “el criterio más importante” iba a ser cómo ha afectado la pandemia a los diferentes territorios.

Este es un criterio “muy lógico” que, a su juicio, “no debería ser abandonado en beneficio de un criterio poblacional”, por lo que ha incidido en que García-Page seguirá defendiendo esta postura, “esperando que se reconduzca esta decisión de última hora que ha sido como un jarro de agua fría para los intereses de Castilla-La Mancha”.

Preguntada también acerca de las competencias de la Junta y de si adaptará los criterios de paso a la “nueva normalidad”, ante la previsión de que a partir del lunes toda la región esté en fase 3 de la desescalada, Fernández ha recordado que todo el cambio de fases tenía “un marco establecido”, pero también ofrecía “flexibilidad” a las autonomías para tomar decisiones, atendiendo a las circunstancias de cada comunidad en cada ámbito.

“Siempre hemos tenido flexibilidad y en fase 3 la vamos a seguir teniendo, incluso en la nueva normalidad”, ha subrayado la portavoz del Ejecutivo regional, quien ha destacado que el Gobierno autonómico no ha dejado de ejercer “nunca” sus competencias, aunque “organizado por un mando único que era el sanitario”.

“Entendíamos que era razonable que fuera así y ahora entendemos que es razonable que, poco a poco, vayamos recuperando libertad todos (…), sobre la base de que lo principal es evitar rebrotes”, ha concluido Fernández.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD