12-06-2020 / 12:12 h EFE

Intensificar el sistema de vigilancia de casos con la realización en otoño de analíticas a una muestra poblacional, garantizar con PCR el diagnóstico de casos sintomáticos en estadios iniciales de la enfermedad, y ahondar en medidas de protección colectiva con disponibilidad de material, son la apuesta de Salud para continuar frenando la expansión de la COVID-19.

Así lo ha señalado en comparecencia parlamentaria la consejera de Salud, Santos Induráin, quien ha valorado los resultados de las dos primeras fases del estudio de seroprevalencia realizado en toda España por el Ministerio de sanidad, con una muestra de más de 1.500 personas en Navarra, donde se constata que el 6,4 % de la población tiene anticuerpos, unas 50.000 personas, frente al 5,8 % estatal.

El estudio tiene una tercera fase que se está realizando en estos momentos, por lo que los resultados son provisionales, aunque apuntan a la escasa inmunidad alcanzada para conseguir la del 60 % en el que al menos se estima la denominada "de rebaño".

Al respecto, Induráin ha restado trascendencia al punto porcentual en el que Navarra supera al Estado y a la escasa evolución del resultado entre la primera y segunda ronda de pruebas, por lo que ha avanzado que la reflexión obliga a "intensificar el sistema de vigilancia" sobre casos sospechosos.

También ha considerado "necesario" la realización de encuestas de seroprevalencia, en este caso organizadas desde Navarra, y ha avanzado que está previsto realizar en otoño analíticas para determinación de anticuerpos IgG en una muestra de aproximadamente 1.000 personas para estimar su prevalencia por grupo de edad y sexo.

En función de los resultados, si se considera necesario, volvería a repetirse en el intervalo de tiempo que la situación epidemiológica lo requiera, ha indicado la consejera.

También ha abogado por trabajar en la identificación y contención precoz de las fuentes de contagio, donde ha considerado "fundamental garantizar el diagnóstico de casos sintomáticos en estadios iniciales de la enfermedad" con la realización de pruebas PCR a toda persona que presente síntomas sugestivos de COVID, algo que "ya se realiza en Navarra desde hace tiempo" y que se reforzará con campañas informativas para sensibilizar a la población.

La identificación y control de los contactos estrechos de cualquier caso positivo, al igual que entre colectivos específicos como profesionales sanitarios y sociosanitarios, son otras de las pautas, a las que se suma la realización de cribados con PCR en personas asintomáticas dentro del sistema sanitario.

Otro área de atención son las medidas de protección colectiva, donde Induráin ha abogado por la "difusión, implementación y mantenimiento de determinadas medidas de prevención e higiene y de distanciamiento físico, con la garantía de disponibilidad para el uso de material de protección entre la población general".

La distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros, y el uso obligatorio de mascarillas cuando no resulte posible mantenerla, son el pilar de las recomendaciones de la campaña de comunicación dirigida a población general para informar, sensibilizar, responsabilizar y animar a la puesta en práctica de las medidas preventivas de la enfermedad.

Además, la consejera ha explicado que no menos importantes son las medidas para garantizar las capacidades del sistema sanitario tanto en lo que respecta a la disponibilidad de profesionales como a la posibilidad de reorganización de acuerdo a las prioridades de cada momento, estableciendo planes de contingencia que garanticen la capacidad de respuesta y coordinación entre los servicios de Salud Pública, Atención Primaria y Especializada.

Con todo ello, y tras la explicación de los resultados a cargo de la jefa del servicio de Epidemiología del Instituto de Salud Pública, Nieves Ascunce, la consejera ha concluido que el sistema sanitario se apoya en esta situación y a futuro en el valor de sus profesionales, en su apuesta por la atención primaria y por la realización de pruebas y análisis, aunque realizados "con coherencia", ha dicho para transmitir un mensaje de "precaución y prudencia" ante el devenir de la pandemia.

En el turno de los grupos, por Navarra Suma Cristina Ibarrola ha sido muy crítica con la gestión del Gobierno foral, al que ha insistido en preguntar por su "decisión política" de no utilizar todas las capacidades existentes para generalizar las pruebas PCR, y ha lamentado que el Gobierno insista en contabilizar su número global pero no el momento en el que a su juicio se necesitaban y no se hicieron.

Por el resto de los grupos, Patricia Fanlo (PSN) ha respaldado la gestión del Gobierno y ha valorado que el estudio anunciado podría descubrir posibles características propias de la enfermedad en Navarra para atajar mejor su rebrote.

Por Geroa Bai, Ana Ansa, ha reconocido la responsabilidad ciudadana en esta fase del coronavirus y la actuación pasada del Gobierno evitando realizar test masivos, al tiempo que ha constatado que en estos momentos el reto es "testar, trazar, aislar y cuarentenar: esto es lo que toca en esta parte", sin obviar que "la inmunidad tiene muchas áreas oscuras y no podemos bajar la guardia".

El portavoz de EH Bildu, Txomin González, ha mostrado su "preocupación" por los posibles riesgos de rebrote de la enfermedad, derivados de portadores asintomáticos o viajeros desde zonas con la COVID-19 muy activa, por lo que ha instado a tener previsto el riesgo de rebrote en una población "desprotegida" inmunológicamente.

Por parte de Podemos y de I-E, tanto Mikel Buil como Marisa De Simón han valorado la información objetiva de los datos aportados, y han respaldado la gestión del Gobierno en base a criterios científicos y técnicos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD