12-06-2020 / 16:10 h EFE

A partir de este viernes y, de momento, sólo durante los fines de semana, las constelaciones, los tapices, los dibujos o las esculturas de Joan Miró pueden volverse a contemplar en la Fundación Miró, después de tres meses cerrada por la pandemia de coronavirus.

El director de la institución, Marko Daniel, ha confesado a Efe que esta mañana ha sido "más emocionante" que su primer día y, aunque ha lamentado que todavía continúe el ERTE que afecta a los 57 trabajadores, ha hecho un llamamiento para que los ciudadanos pierdan el "miedo" a la montaña de Montjuïc y se acerquen hasta el edificio de Josep Lluís Sert.

A partir de hoy, todos los viernes, sábados y domingos, la fundación reabre sus puertas, entre las 11 horas y las 7 de la tarde, con todas las medidas de seguridad que requieren las autoridades sanitarias, con un aforo de unas 380 personas, lejos del habitual, que es de unas 1.200.

Daniel ha remarcado que se podrán ver las obras de la colección, así como los jardines y terrazas del edificio, con "un entorno exuberante de hierbas y plantas, que en los patios no hemos quitado para que pueda verse cómo es hoy la naturaleza en este área de la ciudad".

En sus declaraciones, el director de la Miró no ha obviado la "situación de crisis sin precedentes" provocada por la COVID-19, que apareció justo cuando "estábamos en las mejores condiciones desde el año 2011 en cuanto a número de visitantes o patrocinios".

Ahora, a pesar de que "la situación económica es difícil", piensa que existen buenas perspectivas de futuro, después de las conversaciones que han mantenido durante los meses del confinamiento con el Ministerio de Cultura, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona.

"Nuestro patrimonio, que es público, de todo el mundo, y que hemos custodiado hasta ahora gracias al dinero de los visitantes, ahora requiere de un mayor apoyo público. No sabemos todavía qué solución habrá, pero estamos contentos porque creemos que encontraremos una", ha subrayado.

Respecto a nuevos mecenazgos o patrocinios, Marko Daniel ha avanzado que hay también negociaciones en marcha y "estamos a punto de firmar pequeños convenios que nos pueden ayudar a superar esta fase".

Preguntado sobre qué obra recomendaría a los que todavía no han pisado el suelo del edificio de Sert y que ahora se atrevan, a siete euros la entrada, ha respondido que "hay muchas obras esenciales de Miró, pero quizá me decantaría por el tríptico de 'La esperanza del condenado a muerte", de 1974, porque "encaja perfectamente en nuestro momento".

Para Daniel Marko, son unas pinturas que denotan "esperanza en una situación difícil y vistas abiertas al futuro". "Creo que éste es uno de los mejores mensajes que Joan Miró nos puede dar", ha apuntado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD