13-06-2020 / 19:30 h EFE

El fútbol volvió a El Sardinero, un fútbol sin aficionados, con sonidos enlatados y futbolistas en la grada, en el que solo la sintonía de "La Fuente de Cacho", acompañando a los jugadores verdiblancos en su salida al campo, recordó ligeramente a la normalidad.

Y solo ligeramente, porque se hace raro oír uno de los himnos del racinguismo sin ser coreado por el público, bufandas al aire, para saludar a sus gladiadores.

Todo ello pese al esfuerzo del club que, aprovechando el permiso de La Liga para incluir cánticos a través de la megafonía, empleó también los enormes videomarcadores del estadio, de los más grandes en España, para incluir imágenes de los aficionados animando al equipo.

Finalmente, lo que no cambió en relación a la era previa a la COVID-19, para desgracia de los locales, es que sin público en las gradas también se escaparon tres valiosos puntos para las aspiraciones del Racing de conseguir la permanencia, aunque esta vez no hubo que esperar a los minutos finales para el trágico desenlace.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD