15-06-2020 / 10:20 h EFE

La ciudad croata de Rijeka intenta relanzarse como Capital Cultural europea tras la parlisis causada por la COVID-19, con un programa con menos presupuesto y menos turistas extranjeros, que apuesta por artistas y pblico local, y promete seguridad y proteccin ante el coronavirus para los visitantes.

"El verano en Rijeka ser divertido y rico en programas culturales", asegura a Efe Ivan Sarar, jefe del Departamento de Cultura de la ciudad, que este 2020 comparte con la irlandesa Galway la capitalidad cultural de Europa.

Las autoridades de la tercera ciudad ms grande de Croacia, con 130.000 habitantes, aseguran que, pese a las difciles circunstancias, Rijeka sigue siendo un atractivo y seguro destino de vacaciones para este verano.

MENOS PRESUPUESTO

"Tambin los turistas extranjeros podrn disfrutar de una serie de programas que se organizarn en las plazas, especialmente en Exportdrvo, el antiguo almacn portuario convertido en centro cultural", explica Sarar, que promete "muchos conciertos, teatro y una gran exposicin".

Debido a la pandemia, el presupuesto de la capitalidad se ha reducido un 50 %, hasta 4,6 millones de euros.

Sarar sostiene que pese a ese recorte "Rijeka resaltar por su rica oferta cultural".

En agosto se inaugurar la exposicin "Fiume Fantastica", en referencia al nombre italiano de Rijeka, que repasa 150 aos de la historia de la ciudad adritica, que en los ltimos 90 aos perteneci a seis Estados diferentes.

A lo largo de su turbulento siglo XX, Rijeka form parte del Imperio Austro-Hngaro, el Estado Libre de Rijeka, Italia, la Alemania nazi, Yugoslavia y, ahora, Croacia.

Esa historia -muchas veces traumtica- y su carcter portuario, multicultural y abierto al mundo, es una de las caractersticas de la ciudad y que recoge una capitalidad cuyo lema es "El puerto de la diversidad".

ACENTO EN LO LOCAL

Mientras el programa original prevea ms de 650 eventos, con la participacin de artistas de 55 pases, el nuevo plan consta de 150 actividades, con artistas exclusivamente de Croacia.

Han sido eliminados los eventos ms caros, entre ellos actuaciones de artistas internacionales.

"Comprendemos que este ao pocos se atrevern a viajar, por mucho que Rijeka sea un destino seguro", indica Sarar, sobre la presencia de artistas internacionales.

El programa post COVID de Rijeka vive de artistas nacionales, de la participacin de la poblacin local y de la puesta en valor de infraestructuras que puedan usarse una vez terminada la capitalidad.

En el nuevo programa destacan conciertos de msicos croatas, de compaas de teatro del pas y de actividades que impliquen a los municipios de los alrededores.

Se ha reanudado el programa "Arte lungomare", que expone en los paseos martimos obras de artistas contemporneos de la zona, y tambin la "Ola verde", una serie de innovadores y creativos programas ecolgicos para promover la calidad de vida local.

MENOS EXTRANJEROS

Pese a la buena marcha de la desescalada en Croacia, donde los datos de la COVID han sido moderadamente bajos, con 106 muertos y 2.249 contagiados, las autoridades cuentan con que lleguen menos turistas de otros pases, aunque los datos de principios de junio estn siendo mejores de lo esperado.

Los medios informan de un elevado inters por la recientemente abierta conexin ferroviaria entre Praga y Rijeka, para la que la semana pasada se vendieron miles de billetes, por lo que se prev aumentar la frecuencia sobre las tres semanales que funcionan ahora.

Las autoridades han prometido que todo el programa cultural se desarrollar aplicando medidas de seguridad como el uso de desinfectantes, la obligatoriedad de llevar mascarillas en espacios cerrados, limitar los aforos y establecer distancias de seguridad de 1,5 metros entre espectadores.

Croacia permite entrar ya sin restricciones a los residentes en diez pases europeos, de los que provienen buena parte de los 21 millones de turistas extranjeros que visitaron el pas el ao pasado, atrados especialmente por el turismo de sol y mar.

Pese a que se espera que la semana que viene se levanten las restricciones de viaje, con algunas excepciones, en toda la Unin Europea, Croacia calcula que este ao recibir como mucho un tercio de las visitas que tuvo en 2019.

El turismo supone un 20 % del PIB croata.

LA CULTURA CONTINA

Pese a los recortes, la cada de turistas y el resto de obstculos que ha trado la pandemia, Sarar promete que todos los proyectos de infraestructuras seguirn adelante, en una ciudad que desde hace dcadas no reciba inversiones culturales de importancia.

As, seguir la renovacin como barrio cultural, con una biblioteca y varios museos, de un antiguo complejo industrial, y continuar la restauracin de palacios y monumentos de la Edad Media.

Tambin se est reconstruyendo el "Galeb" (Gaviota), el yate que perteneci a Josip Broz "Tito", el lder comunista Yugoslavo, y que se espera sea en el futuro una gran atraccin turstica, en forma de un museo flotante con hotel y restaurante, que narre el convulso pasado de la ciudad.

CRTICAS DE LA DERECHA

Los planes de las autoridades de Rijeka, gobernada por fuerzas de izquierdas desde que Croacia se cre como estado en 1991, han sido criticado por el Gobierno central, dirigido por el conservador Andrej Plenkovic.

Desde la derecha se acusa al Ayuntamiento de glorificar la dictadura comunista con proyectos como el de Galeb. Ni el primer ministro Plenkovic ni la entonces presidenta del pas, la tambin conservadora Kolinda Grabar-Kitarovic, acudieron el pasado febrero a la inauguracin oficial de Rijeka como Capital Cultural.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD