15-06-2020 / 15:31 h EFE

Un mermado Casademont Zaragoza intentará mantener el buen nivel que había exhibido antes de la detención de la Liga Endesa por la crisis de la COVID-19, momento en el que era tercero, pero siendo consciente de que las bajas que sufre son muy importantes.

El equipo aragonés no podrá contar con el norteamericano D.J. Seeley ni con su compatriota Jason Thompson, que regresaron a su país antes del cierre de fronteras, así como Fran Vázquez, que ha renunciado a acabar su carrera deportiva sobre las pistas por motivos personales.

D.J. Seeley era el segundo jugador más valorado del equipo (11,7), el tercer mejor asistente (2,6), el segundo que más balones recuperaba (1), el que más faltas recibía (3,2) y el que más minutos había jugado (24,16), además de aportar su veteranía y capacidad de liderazgo desde el perímetro por lo que su ausencia será crucial.

Por su parte, Jason Thompson había llegado para cubrir la ausencia por lesión del cubano Javier Justiz, otro pilar del equipo y que tampoco puede jugar ya que se está recuperando de una operación de rodilla.

En los dos partidos que había disputado en Liga, el estadounidense había dado muestras de su calidad y experiencia en la NBA adaptándose con rapidez y habiendo sido el máximo reboteador con una media de 7,5 capturas, además de facturar 2,5 asistencias, 7,5 puntos y ser objeto de 2,5 faltas para una valoración de 11 créditos, cifras que en los dos partidos que jugó en la Liga de Campeones mejoró ligeramente.

Si a ello se une que Fran Vázquez, el otro "cinco" del equipo, ha renunciado a terminar su vida deportiva sobre el parqué, supone que el equipo que dirige Porfirio Fisac se queda con un solo pívot nato, el joven islandés Tryggvi Hlinason, desposeyendo al equipo de uno de sus puntos más fuertes, el poderío bajo los tableros.

Para intentar paliar ese gran problema, Fisac ha tenido que tirar de cantera y contará con los ala-pívot Jaime Pradilla y Aitor Etxeguren y el alero Ander Urdiain, jugadores de su "generación Z" que capitanean Carlos Alocén, Javi García y el checo Vit Krejci.

Parece difícil que, aún teniendo en cuenta su calidad, puedan hacer olvidar a Seeley, Fran Vázquez y Thompson.

El equipo maño estaba protagonizando una de las mejores temporadas de su historia con el tercer puesto que exhibía gracias a su gran labor en varias áreas del juego: era cuarto en valoración, segundo en rebotes (segundo en defensivos y cuarto en ofensivos), quinto con menos pérdidas de balón, cuarto en tapones y quinto en porcentaje de tiros de tres.

Se mostraba como un equipo compacto, sin un líder indiscutible pero con un amplio grupo de jugadores capaces de decidir un partido por sí solos en un día inspirado.

Ahora deberá reinventarse confiando en la polivalencia de su plantilla, otra de sus mejores armas, y en la capacidad defensiva que ha mostrado durante la mayor parte de la temporada, que ha sido una de las claves de su gran rendimiento tanto en la competición española como en la Liga de Campeones.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2021
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD