16-06-2020 / 18:52 h EFE

El consejero de Educación, Luis Cacho, ha afirmado este martes que la propuesta de modificación de conciertos educativos para el curso 2020-2021 "no es una venganza", ni una medida "caprichosa", sino un planteamiento "moderado, justificado, razonado y de reequilibrio progresivo entre red la pública y concertada".

Cacho ha comparecido en el Parlamento regional para explicar la resolución de la Consejería de eliminar 12 unidades y crear otras 5, lo que, según ha dicho, da un saldo de 7 unidades a suprimir.

De estas 7 unidades, 6 corresponden a primero de Infantil y la restante a segundo de este ciclo, y todas en Logroño, ha informado el consejero, quien ha precisado que el Gobierno ha aplicado la normativa.

De estas 6 unidades, 2 corresponden al colegio Alcaste, una a Compañia de María, una a Escolapias, una a la Inmaculada y 1 a Salesianos. La que se suprime de segundo de Infantil corresponde a Escolapias.

El consejero ha precisado que en la última década se ha producido un incremento del 30,14 % en la partida de fondos públicos destinados a la red concertada, al pasar de 42,3 millones de euros en 2010 a 55,1 en 2019.

Además, este incremento en la concertada se ha producido, según ha dicho, a consta de reducir la asignación a la red pública en un 1,54 %.

Ello explica, según el consejero, que "la red concertada se ha beneficiado en la última década de una política presupuestaria muy favorable en la creación de estas unidades incluso cuando el número de alumnos descendía.

Ha recordado que el número actual de alumnos de la escuela concertada es un 32,65 % del total de las redes pública y concertada, agrupados en 707 unidades.

Ha añadido que la modificación atiende a resolver, de una manera progresiva, "el desequilibrio" entre ambas redes en la última década y "atender al interés general".

El consejero ha transmitido un mensaje a la educación concertada de que, con esta propuesta del Gobierno regional, cuyo plazo para presentar alegaciones termina este martes, "no hay plan alguno de persecución ideológica en la concertada, sino todo lo contrario".

También ha asegurado que "no peligra ningún derecho ni libertad fundamental y la libertad de elección de centro está garantizada".

Ningún alumno de la concertada perderá su plaza, ha incidido el consejero, quien también ha asegurado que habrá igualdad de oportunidades en la escolarización en la red pública y concertada.

"Todo alumno que quiera ser escolarizado en la concertada podrá hacerlo porque lo que se hace es eliminar plazas vacantes debido a una mala gestión y distribución entre la oferta y la demanda", ha recalcado Cacho, quien ha dicho que "no puede haber unidades con una ocupación cercana a la mitad de los alumnos" en el aula.

La modificación tampoco afectará a la calidad de la enseñanza en los centros concertados, ha enfatizado.

Ha incidido en que no se eleva la ratio y solo se incrementa en el primer curso de segundo ciclo de Infantil, que se aumentará uno o dos alumnos por unidad.

Cacho también ha dicho que la seguridad sanitaria está "garantizada" en atención a las nuevas circunstancias de la COVID-19.

La diputada socialista Teresa Villuendas ha precisado que el consejero ha presentado "un informe exhaustivo y realista" sobre la financiación de la enseñanza pública y concertada y ha recalcado que este Gobierno "quiere poner orden en el desatino que hay en la financiación" entre la escuela pública y concertada.

También ha subrayado que esta propuesta planteada por el Gobierno no atiende al pacto suscrito entre PSOE, IU y Podemos, sino a "un compromiso del PSOE con el cambio en el modelo educativo, para hacerlo de vanguardia".

El portavoz del Grupo Popular, Jesús Ángel Garrido, ha dicho que este consejero "busca problemas donde no los había", al adoptar "unas decisiones no justificadas" y "no ha tenido en cuenta la realidad actual derivada de la COVID-19, ya que "no es normal que a fecha de hoy los padres no pueden escolarizar a sus hijos".

"Tampoco se sabe que el próximo curso la asistencia será presencial o no, ni la distancia mínima a aplicar en los centros, lo que repercutirá en el número de alumnos por clase ni en el número de profesores", ha dicho.

Para el Grupo de Cs, la propuesta "responde al acuerdo programático" entre PSOE, IU y Podemos, ha subrayado su diputada Belinda León, quien ha dicho que su grupo echa en falta medidas vinculadas a la situación que ha generado la COVID-19 para el próximo curso y la "inseguridad" en las familias.

La diputada de IU (Grupo Mixto), Henar Moreno, ha afirmado que su grupo apoya la medida, pero no las razones, que denotan "la cobardía del Gobierno", al que este partido, junto a Podemos, sustentaron para la investidura, ya que "los números" planteados "no convencen a nadie", en particular, a un Gobierno que se dice "progresista".

"No vale pretender vestir una decisión ideológica", ha recalcado Moreno, quien cree que es preciso "una escuela vertebradora y no discriminatoria".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD