16-06-2020 / 20:20 h EFE

El reparto del fondo autonómico no reembolsable de 16.000 millones de euros que ha aprobado el Gobierno beneficiarán especialmente a las comunidades autónomas (CCAA) más afectadas por el COVID-19 y permitirá a las que tienen superávit en ejercicios anteriores gastar esos remanentes presupuestarios.

Según el Ejecutivo, se trata de la "mayor transferencia que jamás" se ha hecho a las CCAA y demuestra el compromiso del Gobierno de garantizar que todos los ciudadanos son iguales, independientemente de donde vivan.

Además, al tratarse de un fondo no reembolsable, las autonomías no tendrán que devolver el dinero al Estado, y esta transferencia no repercutirá en su deuda ni en la generación de intereses.

Los principales criterios para la distribución del fondo serán el número de hospitalizaciones, el número de ucis, el número de pruebas PCR y la población protegida equivalente a efectos del gasto sanitario.

De esos 16.000 millones de euros, 9.000 millones se destinarán a sufragar gastos en sanidad, 2.000 serán para educación y los 5.000 restantes para paliar la pérdida de ingresos tributarios y en el transporte.

Los primeros 6.000 millones para sanidad comenzarán a repartirse este próximo mes de julio, y los otros 3.000 millones en noviembre.

El 35 por ciento de esos primeros 6.000 millones se distribuirán según la población protegida equivalente; el 30 por ciento en función de los ingresos en UCI, el 25 por ciento por el número de hospitalizaciones y el 10 por ciento restante según el número de pruebas PCR realizadas por cada una de las comunidades.

Para el reparto de los 3.000 millones de noviembre, los criterios serán: el 45 por ciento según la población protegida equivalente; los ingresos en UCI el 25 por ciento; el 20 por ciento según hospitalizaciones; y el 10 por ciento según pruebas PCR.

De la segunda partida de 5.000 millones de euros, 800 irán para paliar la pérdida de ingresos en el transporte y 4.200 millones para mitigar la caída de ingresos tributarios.

En concreto, el 60 por ciento de la partida de 4.200 millones será para paliar la pérdida de ingresos por los impuestos de transmisiones y actos jurídicos documentados y por los tributos de matriculación, así como los impuestos sobre el juego, salvo las apuestas "online".

El 40 por ciento restante se repartirá según criterios de población.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha subrayado este martes que este fondo supone un "balón de oxígeno real" para atender a las necesidades de las comunidades autónomas.

Una ayuda no reembolsable que permitirá además pagar "en tiempo y forma" a los proveedores, y cuya cuantía y criterios de reparto, ha destacado Montero, se han acordado después de escuchar a "todas las comunidades y a gran parte de los grupos políticos".

Junto a ese fondo, el Gobierno ha autorizado a las tres comunidades autónomas que terminaron 2019 con superávit, Canarias, País Vasco y Navarra, a gastar esos remanentes para hacer frente a los gastos extraordinarios que les ha ocasionado la pandemia del coronavirus.

Canarias terminó el pasado ejercicio con 321 millones de superávit, equivalentes al 0,68 por ciento de su producto interior bruto (PIB), unos remanentes que la Ley de Estabilidad Presupuestaria obligaba hasta ahora a destinar, básicamente, a amortizar deuda.

Navarra, por su parte, cerró 2019 cumpliendo los objetivos de estabilidad presupuestaria, con un superávit de 101 millones de euros, mientras que el País Vasco logró el pasado año un superávit del 0,44 por ciento del producto interior bruto (PIB), lo que equivale a 328 millones de euros.

Mientras se empiezan a repartir esos fondos, la ministra portavoz ya ha dado por hecho que el acuerdo de coalición entre los socialistas y Podemos se tendrán que adaptar a la nueva coyuntura provocada por la crisis.

Montero también ha recordado que el Gobierno de coalición no puede aprobar "por sí solo" los presupuestos y se ve obligado a "dialogar, escuchar, recibir e incorporar" a otros grupos.

Aunque el acuerdo PSOE-Podemos seguirá siendo la "hoja de ruta", reconoce que se tendrá que "modular" para adoptar las medidas que son ahora más necesarias y concitar las alianzas para sacar adelante las cuentas.

En este debate ha terciado también el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha instado al Partido Popular a que no se una a los "halcones" europeos que exigen condiciones estrictas al Fondo de Reestructuración de la Unión Europea y se ponga de parte de los intereses españoles.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD