18-06-2020 / 12:50 h EFE

Dos tercios de la población opina que se hacen diferencias a la hora de aplicar las leyes según de quién se trate, según los datos de la última Encuesta Social y de Condiciones de Vida realizada entre septiembre y noviembre de 2019 y publicada este jueves por el Instituto de Estadística de Navarra.

En concreto un 66,8% de las personas de 15 o más años residentes en Navarra opinan que a la hora de aplicar las leyes se hacen diferencias según de quién se trate, percepción que aumenta entre las personas de entre 45 y 59 años y se reduce entre quienes residen en la zona sur de Navarra.

Además, un 63,6% de la población navarra identifica cuáles son las características que podrían perjudicar a una persona a la hora de aplicar las leyes, siendo las tres principales “tener pocos recursos económicos” (41,8%) ser extranjero (39,2%) y ser de etnia gitana (33,5%).

El estudio recoge tambiénn la percepción que sobre la discriminación tiene la ciudadanía, que señala la enfermedad mental (41,1%), la discapacidad (36,5%) y el origen étnico (33%) como las características por las que se discrimina con más frecuencia.

Por edades, son las personas de entre 45 y 59 años y quienes tienen estudios superiores las que observan una discriminación más frecuente sobre el colectivo de personas con enfermedad mental y discapacidad intelectual, mientras que aquellas de 60 o más años y las que tienen estudios primarios son las que en menor medida perciben discriminación por estas causas.

Los colectivos que perciben “mucha o bastante” discriminación por razón de origen étnico o racial son la juventud, las personas con nivel de estudios superior terminado y la ciudadanía de la zona norte de Navarra.

Además, se observan importantes diferencias en la percepción de la discriminación por el aspecto físico entre la población en función de la edad, y así el 44,7% de las personas de 15 a 29 años refiere éste como discriminatorio, mientras que entre la población de 60 o más años este valor se reduce al 23,3%.

La encuesta ha preguntado asimismo por la discriminación en la vivienda y el empleo, dos ámbitos básicos y en los que cerca de dos tercios de la población considera que hay características que podrían perjudicar a una persona a la hora de alquilar o ser seleccionadas para un trabajo.

Las características que más pueden perjudicar al ahora de alquilar una vivienda son “tener pocos recursos económicos” (49,8% ), estar desempleado (38,2%) y ser extranjero (36,9%), mientras que los factores de discriminación más señalados para tener menos oportunidades en el mercado laboral son ser una persona mayor (38,7%), ser extranjero (36,1%) y tener una enfermedad mental (35,8%).

Son las mujeres (67,3%) y las personas de entre 45 y 59 años (70,9%) las que más refieren que existe discriminación en el acceso a puestos de trabajo, mientras que los hombres lo perciben en menor medida (59,3%), y de nuevo las mujeres, en este caso junto a los jóvenes, son los que ven la discriminación a la hora de arrendar una vivienda.

La encuesta también recoge información sobre el tipo de sociedad preferida por la población navarra desde el punto de vista de la multiculturalidad y las dos respuestas ofrecidas son una sociedad con personas de diferente origen, cultura y religión (54,2%), y una sociedad en la que la gran mayoría de gente tenga el mismo origen, cultura y religión (28,5%)

La respuesta a favor de una sociedad más heterogénea aumenta en las personas de entre 15 y 29 años y decrece en las personas de 60 o más años, mientras que a nivel territorial los partidarios de una sociedad culturalmente más homogénea crecen en la zona sur de Navarra.

En cuanto al nivel de tolerancia la población se percibe a sí misma como más tolerante de lo que percibe a la sociedad, los jóvenes se ven más tolerante que el promedio, el colectivo respecto al que la tolerancia es menor es la población gitana y el que suma la mayor tolerancia el de personas LGTBI.

La mayoría de la población de 15 años o más considera además que las instituciones navarras están realizando esfuerzos suficientes para lograr la integración de colectivos discriminados, especialmente de personas con discapacidad (65,3%) y de homosexuales o bisexuales (63%).

Por último los encuestados señalaron como los principales problemas de Navarra empleo y paro (37,5%), la situación política (27,8%) y la sanidad (13,7%), seguidos del cambio climático, la situación económica y la precariedad laboral (9,9%, 9,8% y 9,5%), y de la educación y el acceso a la vivienda (8,9% y 8,4%), las desigualdades sociales y las migraciones (6,6% y 5,9%).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD