19-06-2020 / 14:12 h EFE

Castilla-La Mancha ha tenido una primavera muy cálida, con una temperatura alrededor de 1,5 grados por encima de la media de esta estación para el período de referencia 1981-2010, y muy húmeda, con abundantes precipitaciones entre los meses de marzo y mayo.

Son algunos de los datos sobre los que ha informado este viernes la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Castilla-La Mancha, según la cual, en estos tres meses se ha demostrado que la primavera ha sido muy cálida en general en la región y extremadamente cálida en Molina de Aragón (Guadalajara).

Por meses, marzo ha sido normal, abril ha sido cálido en general y muy cálido en Toledo, y mayo ha sido muy cálido en toda la comunidad, con anomalías de temperatura próximas a los 3 grados en Toledo, Ciudad Real y Cuenca.

De hecho, este ha sido el cuarto mes de mayo más cálido después de los años 2017, 2015 y 2006.

Los días 11 y 12 de marzo se alcanzaron temperaturas máximas superiores a los 25 grados en varios puntos, en concreto, el día 11 se llegó a los 25,8 grados en Guadalajara, los 29,8 en Tobarra (Albacete) y los 28,5 en Ossa de Montiel (Albacete).

Además, el día 12 se alcanzaron los 27,3 grados en Toledo, los 28,5 en Tembleque (Toledo), los 28,4 en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), los 28,8 en Tomelloso (Ciudad Real), los 26,4 en Cuenca y los 27,2 en San Clemente (Cuenca).

De esta forma, Castilla-La Mancha ha registrado una anomalía positiva de temperatura en todas las provincias y de más de dos grados en Molina de Aragón, que esta primavera ha batido todos los récords.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD