19-06-2020 / 17:11 h EFE

La Cámara de Comptos ha remitido al Parlamento un informe sobre las retribuciones variables que percibe el personal del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea y, entre otras medidas, propone establecer un sistema de control presencial para los profesionales.

El informe ofrece los datos de los últimos años y el resultado de un exhaustivo análisis de los sistemas informáticos en los que se basa el pago, referido a los ejercicios de 2018 y 2019.

La auditoría de los sistemas de información realizada por la Cámara de Comptos ha permitido revisar, a través de análisis masivos de datos, el 93 % del pago de las retribuciones variables de 2018 (55 millones) y el 81 % del año pasado (50 millones).

El informe explica que existen trece tipos de retribuciones variables, entre las que destacan por su importancia la guardia con presencia física, festivos, productividad, guardia localizada y nocturnidad.

Entre 2015 y 2019 el pago de esas retribuciones sumó 283 millones, con un gasto medio de 56 millones por año. El año pasado se abonaron 62 millones por esos conceptos, cobrados por la gran mayoría de la plantilla (10.700 profesionales).

El 70 % del gasto en retribuciones variables se destina a atención especializada, el 25 % a primaria y el resto, entre otros, a Salud Mental y Banco de Sangre.

En cuanto a la clasificación de las retribuciones por importe, las guardias con presencia física suman 21 millones, los festivos 9 millones, la productividad 6 millones y la nocturnidad y guardia localizada algo más de 5 cada una.

Respecto a la retribución media por perceptor, la guardia con presencia física supone 9.500 euros al año, la localizada 5.600, la productividad 2.000 y la nocturnidad 1.000.

La gestión de estas retribuciones se hace a través de sistemas informáticos y manuales.

El informe concluye que el nivel de control de los procedimientos de gestión de las retribuciones variables y de los sistemas de información que los soportan es razonable y adecuado.

Existen dos excepciones: errores detectados en los procesos manuales relacionados con la falta de registro de absentismos, cambios en guardias o turnos y duplicidades, y la inexistencia de un sistema de control presencial que permita verificar la presencia efectiva del personal en el tramo horario correspondiente a esas retribuciones.

El informe ofrece una serie de recomendaciones para mejorar la gestión de las retribuciones variables, entre ellas, la de establecer un sistema de control presencial para los profesionales del SNS-O, teniendo en cuenta el peso significativo de las retribuciones variables, ligadas en general a la presencia en el centro de trabajo.

También sugiere refundir en una norma toda la regulación existente, ya que el marco regulador es muy variado y disperso.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD