22-06-2020 / 12:32 h EFE

Un hombre ha sido condenado este lunes a seis años de prisión por intentar matar con un hacha en Errenteria (Gipuzkoa) a su compañero de piso, con el que mantenía "una difícil relación de convivencia".

Durante el juicio por estos hechos, celebrado en la Sección Tercera de la Audiencia de Gipuzkoa, el acusado, que se encuentra en prisión desde que tuvo lugar la agresión, el 28 de enero de 2019, ha llegado a un acuerdo con la defensa y la acusación particular, que ejerce la víctima, por el que ha reconocido lo ocurrido a cambio de una rebaja en las peticiones de condena, que inicialmente ascendían a diez y once años, respectivamente, por una tentativa de asesinato.

No obstante, tras admitir lo sucedido, el Ministerio Público y la acusación particular han reclamado para él seis años de reclusión por un delito de homicidio en grado de tentativa, por el que además deberá compensar con 13.000 euros a su víctima por los perjuicios causados.

Igualmente, no podrá aproximarse al perjudicado ni comunicarse con él durante ocho años y tras, ser excarcelado, deberá permanecer en libertad vigilada otros ocho años más.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso EFE, el incidente se produjo sobre las 12.00 horas de aquel día, cuando el procesado y su víctima iniciaron una discusión en el domicilio que ambos compartían.

El documento aclara que una semana antes, en el contexto de esta "difícil" cohabitación, el encausado había amenazado a su compañero con "matarle con un hacha" que había comprado "con anterioridad".

Así las cosas, aquel día, en el contexto de la citada "discusión", el acusado se dirigió a la cocina cogió el arma y "golpeó en varias ocasiones" con ella "en la cabeza" al damnificado, quien respondió "tomando por las manos" a su agresor para "parar los golpes y defender su vida".

No obstante, al no poder acometerle ya con el hacha, el procesado continuó con la agresión "propinándole diversos cabezados", hasta que llegaron al lugar varias patrullas de la Ertzaintza.

A raíz de estos hechos, la víctima sufrió distintas heridas en la cabeza, el cuello, la clavícula y el cuero cabelludo y, a nivel psicológico, padeció un trastorno de estrés postraumático, situación de la que tardó 93 días en recuperarse, durante los que estuvo impedido para sus ocupaciones habituales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD