25-06-2020 / 11:02 h EFE

El Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado esta semana los tratamientos directos contra las larvas de la mosca negra en cuatro puntos del río Ebro y en el Gállego, donde se usan dos motobombas que distribuyen el larvicida biológico en el propio cauce.

La consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, ha visitado hoy uno de estos lugares donde se administra el tratamiento, junto al Puente de Piedra.

Allí ha explicado que aunque se han estado haciendo muestreos desde mayo, es esta semana cuando han empezado los tratamientos directos sobre las larvas en las algas, coincidiendo con el incremento de las temperaturas, que es cuando se da la máxima procreación de este insecto.

Antes se utilizaban barcas para distribuir el larvicida, pero desde el año pasado se utilizan dos motobombas que hacen el tratamiento más eficaz, ha explicado.

Según datos del Salud que refiere el Ayuntamiento, en 2019 se atendieron en Zaragoza 9.396 picaduras de mosca negra, mientras que en 2018 fueron 14.399, lo que supone un descenso del 35 % menos, cuando la bajada entre 2018 y 2019 fue del 4,8 %.

El tratamiento se aplica en cuatro puntos del Ebro (Juslibol, la Expo, el Puente de Piedra y La Cartuja) y en el Gállego a su paso por Zaragoza.

Además, Chueca ha recordado que durante el resto del año se trabaja en el control de otras plagas urbanas, como el mosquito tigre, los roedores, las cucarachas o las palomas.

En lo que va de año, informan desde el Ayuntamiento, se han realizado más de 25 tratamientos de chinches, unos 220 tratamientos de desratización y 120 peticiones de desinsectación en vía pública, y se han capturado unas 600 palomas y se han atendido más de 50 denuncias por molestias provocadas por estas aves.

En el caso del mosquito tigre, el Instituto colabora con la Facultad de Veterinaria, que ha instalado 11 ovitrampas que se controlan quincenalmente y respecto a los roedores, se realizan tratamientos intensivos en dos zonas específicas: en el Actur, entre Valle de Broto, José Atarés y Avenida de los Pirineos; y en Avenida de Cataluña, Marqués de la Cadena, Avenida de La Jota y Felisa Galé.

Desde el Ayuntamiento indican que para reforzar el trabajo que se realiza en la lucha contra roedores y cucarachas está prevista la próxima adjudicación de un contrato para gestión integral de plagas que incluye la monitorización de toda la red de alcantarillado de la ciudad.

A este contrato se sumarán otros específicos para el control de palomas y de chinches. El presupuesto anual específico para el control de plagas supera los 272.000 euros.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD