26-06-2020 / 10:20 h EFE

La demanda de ayuda para tratar una adicción ha aumentado durante el mes de junio, coincidiendo con el proceso de desescalada, con un 20 % más de peticiones que en el mismo período de 2019, según datos de la ONG Proyecto Hombre Cataluña, que ha alertado de las dificultades para la reinserción.

En la víspera del Día Internacional contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, la organización ha presentado sus datos anuales y ha apuntado que, si bien el confinamiento ha sido una oportunidad para tomar consciencia de las adicciones, la crisis económica derivada de la emergencia sanitaria dificultará aún más la reinserción social.

"Nos preocupa que en el futuro el proceso de reintegración en la sociedad de las personas con problemas de drogas sea muy difícil", ha avisado en rueda de prensa el director de la entidad, Oriol Esculies, que ha señalado que las posibilidades de encontrar empleo, participar en voluntariados o construir una red de amistades pueden verse limitadas por los efectos de la pandemia.

Al respecto, el responsable ha subrayado que encontrar trabajo es uno de los principales factores de protección para evitar recaídas y fortalecer la rehabilitación.

Esculies ha subrayado que las personas que se han visto afectadas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), han sido despedidas o visualizan estarlo han sufrido angustia y han tenido más tiempo libre, la cual cosa les ha llevado a consumir más drogas, sobre todo alcohol.

Además, el confinamiento ha provocado la pérdida de hábitos y rutinas de personas en tratamiento, que se han visto mucho más solas y desmotivadas, y ha agravado la salud mental de las personas con patología dual, es decir, trastorno mental y adicción.

Asimismo, Esculies ha reconocido un aspecto positivo del confinamiento, y es que el cese del consumo durante el estado de alarma ha ayudado en algunos casos a tomar consciencia de la adicción, tanto al propio afectado como a sus familiares.

"Para superar la adicciones se necesita un grado de confianza muy alto con el interlocutor, generar unos vínculos muy fuertes y, a veces, la pantalla impide crear esta intimidad. La presencialidad, verse cara a cara, estar físicamente es muy terapéutico", ha explicado Esculies sobre la adaptación de sus servicios y programas durante el confinamiento.

La pandemia ha provocado que la organización haya tenido que crear nuevos servicios, como un espacio de cuarentena previo al ingreso al centro residencial y haya incrementado su personal y sus gastos.

Por este motivo, también ha presentado una campaña, llamada "Eres esencial", dirigida a la ciudadanía, instituciones y empresas privadas, para recaudar 100.000 euros que permitan seguir con su trabajo de tratamiento, prevención y sensibilización de las adicciones.

En cuanto a los datos del informe anual, en 2019 la cocaína volvió a ser por cuarto año consecutivo la sustancia que más demandas de ayuda provocó, con un 47,6 % de los casos, seguido del alcohol, con un 34,1 %.

En este sentido, Esculies ha augurado que, igual que pasó en la crisis de 2008, se reduzca el consumo de cocaína por la recesión económica derivada de la pandemia y aumente el de alcohol.

A lo largo de 2019, Proyecto Hombre Cataluña atendió un total de 1.520 personas, un 83,3 % de ellas hombres y el 16,7 % restante mujeres, "cifra que hace visible la necesidad de aumentar la accesibilidad de las mujeres a los programas de tratamiento de las adicciones", ha apuntado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD