26-06-2020 / 18:11 h EFE

Los trece nuevos miembros de la trigésimo quinta Campaña Antártica del Ejército de Tierra han tomado el relevo en Zaragoza a la expedición anterior, y se preparan ya para llegar en el próximo verano austral hasta la Isla Decepción, en la Antártida.

El comandante Joaquín Núñez, jefe de la pasada expedición, ha cedido el testigo en un acto formal en el Cuartel General de la Brigada Logística (Zaragoza) al comandante Ignacio Cardesa, que será responsable de la trigésimo cuarta dotación de la operación militar en el exterior más antigua en vigor.

Durante una semana, el nuevo equipo ha adquirido conocimientos teóricos y prácticos sobre actuación ante incendios, en sesiones impartidas por personal militar, especialista en Prevención de Riesgos Laborales y de Bomberos de Zaragoza.

Esta reducida misión, a la que se presentan más de 200 voluntarios, es única tanto por la lejanía (la base se encuentra a 13.000 kilómetros de España) y las dificultades climáticas, como por la importancia de la colaboración del ejército en la investigación científica, ha señalado la Brigada Logística en una nota de prensa.

El perfil de los trece miembros de la dotación de 2020-2021, cuatro de ellos aragoneses, es el de profesionales con una media de edad inferior a los 41 años y 20 de experiencia militar en, al menos, cuatro destinos diferentes.

Cada uno de ellos se centrará en tareas como logística, sanidad, medioambiente, movimiento y navegación, comunicaciones, mantenimiento de motores, instalaciones y alimentación.

La Base Antártica "Gabriel de Castilla" está ubicada en la Isla Decepción en el archipiélago de las Shetland del Sur, a escasos 100 kilómetros del continente antártico y a más de 1.000 del lugar poblado más próximo.

El Ejército de Tierra contribuye a la presencia de España en la Antártida y colabora estrechamente en el desarrollo de la investigación en el continente con la gestión de la Base Antártica Española "Gabriel de Castilla".

La base, el buque de investigación oceanográfica "Hespérides" y la Base "Juan Carlos I" son las tres plataformas de investigación con las que España opera en el "continente blanco".

Llegar a Decepción exige cruzar el temido Mar de Hoces, conocido también como Paso de Drake, entre el extremo más meridional de América del Sur y la Antártida.

Aprovechando los espacios entre las borrascas que continuamente lo azotan, el buque "Hespérides", operado por la Armada Española, lo cruzará repetidas veces en esta campaña, constituyendo la garantía de apoyo a las bases españolas.

Esta isla caracterizada por los llamados "glaciares negros" es excepcional desde el punto de vista científico por su actividad sísmica y volcánica, así como por los procesos de colonización de flora, líquenes y musgos que han seguido a los depósitos variables de cenizas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD