26-06-2020 / 23:10 h EFE

Un tribunal de jurado ha declarado culpable a un joven del asesinato de sus padres y de su abuelo ocurrido en la madrugada del 23 de marzo de 2018 en la localidad de Arona (Tenerife).

El jurado que ha habido alevosa en los tres asesinatos aunque no ha ensaamiento en el asesinato a su padre, aunque s en el de la madre, y no ha considerado que el abuelo tuviera la consideracin de persona especialmente vulnerable a los efectos de la pena de prisin permanente revisable.

Los miembros de tribunal popular han apreciado la agravante de parentesco en los tres casos y han rechazado asimismo la atenuante de trastorno mental alegado por la defensa.

Ricardo Ortega, hijo adoptado de Antonio Ortega y Carmen Martn y nieto de Luciano Martn, acuchill aquel da a su padre, luego a su madre y por ltimo a su abuelo, tras una lucha interna gigantesca de cerca de una hora por evitar la locura, segn declar en la apertura del juicio oral el pasado lunes en la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife.

La autopsia de la madre adoptiva revel numerosas heridas por arma blanca, unas ms profundas que otras, algunas de carcter defensivo y en distintas direcciones, todas realizadas estando la vctima viva en movimiento, y por distintas partes del crneo, cuello, cara, trax, abdomen o parte posterior de la espalda, as como hombros, brazos, muecas y manos.

(El padre) lleg a estar de pie. Pero no se pudo defender demasiado, asegur una forense con respecto al padre, porque la arteria pulmonar y la aurcula fueron daadas al comienzo de la agresin, lo que provoc un shock hemorrgico por el conjunto de todas las lesiones, pero especialmente por el dao en la arteria pulmonar y el corazn.

En cuanto al abuelo, sufri las agresiones estando vivo y no mostr defensa, segn las pruebas evaluadas. Fueron cuatro cuchilladas seguidas, y luego un corte superficial, sugiri el perito, una de ellas fue una herida doble, complicada, prcticamente mortal, por encima del corazn.

La Fiscala peda 25 aos por el asesinato del padre, otros 25 por el de la madre, y prisin permanente revisable por el crimen a su abuelo, adems una indemnizacin de 120.000 euros a la familia por cada vctima.

Unos hechos de los que se arrepentir toda su vida, confes ayer Ricardo Ortega en su derecho a la ltima palabra ayer, que siempre tendr en su cabeza, y que evidencian, a su juicio, que cometi un error al renunciar a ayuda externa y al regresar a casa de sus padres adoptivos, quienes le maltrataban psicolgicamente y lo humillaban, segn su versin.

Ortega, de 25 aos, se entrevist con los psiclogos forense entre abril y mayo del 2019, ms de un ao despus de los hechos, y no mostr un arrepentimiento autntico, segn la declaracin de los psiclogos durante la jornada del mircoles.

S demostr, continuaron los peritos, consciencia, memoria conservada y pensamientos razonados al narrar unos hechos que cometi de forma consciente, tras una eleccin voluntaria y una meditacin en torno a las consecuencias, y sin que mediara entonces un estrs psicolgico puntual.

Aunque reconozco que lo que hice fue atroz, espero que algn da se sepa toda la verdad, porque a m me ensearon que una verdad a medio contar es peor que una mentira, ha asegurado el encausado, en referencia a lo que ha considerado algunas flaquezas del procedimiento.

Todo ello durante cuatro jornadas de vista en el Palacio de Justicia provincial, en las que el aforo para pblico y prensa se redujo con vistas a cumplir las medidas sanitarias frente a la COVID-19.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD