30-06-2020 / 12:03 h EFE

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB), juntamente con la Media Luna Roja Kurda y la ONG Un Ponte Per, ha construido una planta de gestión de residuos sanitarios de emergencia en la ciudad de Al-Hasakah, situada en el noreste de Siria.

En un comunicado, el ente ha explicado este martes que el centro, que se puso en marcha en solo 19 días, está situado al lado de un hospital especializado en la atención de casos de la COVID-19 que la Media Luna Roja Kurda ha construido en la ciudad.

El AMB ha subrayado que el centro de gestión de residuos es "clave" para evitar la expansión de la pandemia a través de los desechos del hospital y ha explicado que los casos de COVID-19 en la región están aumentando progresivamente.

"En zonas de conflicto como lo es el noreste de Siria, que actualmente se encuentra en un frágil equilibrio debido a las hostilidades del ejercito turco y las milicias yihadistas, la propagación de la pandemia de la COVID-19 acostumbra a verse favorecida por unas condiciones críticas y supone una carga añadida para unos servicios básicos extremadamente frágiles", ha indicado el AMB.

Al respecto, ha señalado que el agua potable se ha convertido en una arma de guerra en el conflicto, pues el ejercito turco y sus aliados hacen cortes de suministro que ponen "en grave peligro" a la población civil.

El AMB ha recordado que, además de este centro, también tiene en marcha otras iniciativas en Siria, también en colaboración con la Media Luna Roja Kurda, como el apoyo técnico y económico para el alumbrado público solar en Qamishli, ciudad del noreste de Siria, o un proyecto de respuesta humanitaria a raíz de la invasión turca en el norte del país.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD