30-06-2020 / 14:51 h EFE

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha contrapuesto la actuación del Departamento de Interior, que "ante ciertas imágenes y denuncias hace auditorías y vela por la profesionalidad" de los Mossos, a las condecoraciones del Gobierno central a agentes que cometieron "abusos" en las votaciones del 1-O.

Ayer lunes se hizo pública la auditoría interna de los Mossos d'Esquadra sobre su actuación en los disturbios tras la sentencia del 'procés', que el Govern anunció como la mayor de su historia, la cual alcanza a 50 agentes, de los que sólo uno ha sido suspendido, en 34 investigaciones, de las que Interior no ha llevado ninguna al juez.

Preguntada sobre esta cuestión en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Govern, y ante críticas como las del colectivo Irídia, Budó ha indicado que "una auditoría no debe servir solo para hacer autocrítica".

La auditoría se hizo "para saber qué ha pasado, analizar los hechos de la movilización postsentencia y repensar qué hacer para que no se repitan determinadas actuaciones", ha señalado.

Más allá de esta breve valoración, Budó ha aprovechado para contraponer lo hecho por el Govern a la reacción del Ejecutivo central tras las cargas policiales de las votaciones del 1 de octubre de 2017: "Mientras unos hacemos auditorías, otros condecoran".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD