30-06-2020 / 16:41 h EFE

Unos 350 trabajadores de la mina de Vilafruns, situada en Sallent (Barcelona), se han manifestado esta mañana por Manresa para exigir a la multinacional minera israelí ICL más seguridad en esta instalación, en la que han muerto ya dos personas en apenas un mes por desprendimientos de piedras.

La marcha lenta ha recorrido el centro de la ciudad y ha culminado en el ayuntamiento de esta población, donde los alcaldes de Manresa, Marc Aloy, y el alcalde de Sallent, Oriol Ribalta, ambos de ERC, han recibido a los manifestantes.

La movilización ha reunido tanto a mineros de ICL de Sallent como a trabajadores de la subcontrata Montajes Rus que trabajan en dicha mina.

Durante la movilización, los trabajadores han denunciado el mal estado de la mina y han exigido más inversiones en seguridad.

Tras el segundo accidente mortal, ocurrido el 25 de junio, la dirección de ICL paró la semana pasada la producción de Vilafruns, mina situada entre Sallent y Balsareny (Barcelona), y nombró a un grupo de expertos para revaluar las medidas de seguridad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD