30-06-2020 / 19:40 h EFE

Más de 2,6 millones de ciudadanos solicitaron en 2019 el certificado de delitos sexuales, exigido para poder trabajar con menores, y en 651 casos (0,02 %) el resultado fue positivo, con lo que se impidió a esas personas acceder a un empleo o una actividad que implicara contacto habitual con niños.

Según los datos hechos públicos este martes por el Ministerio de Justicia, a pesar del parón de la actividad ocasionado por la pandemia, entre enero y mayo de este año se han expedido un total de 704.783 certificados. Los positivos, apuntan a Efe fuentes de Justicia, se sitúan también en el entorno del 0,03 %, porcentaje similar al registrado en 2018.

En Cantabria en esos cinco primeros meses del año se han expedido 1.042 certificados, la mayoría de forma presencial (1.002), y en todo 2019 se facilitaron 7.574.

El Ministerio recuerda en un comunicado que el certificado es un documento gratuito, expedido por vía telemática o presencial, y permite acreditar que se carece de antecedentes de delitos de naturaleza sexual para poder trabajar en actividades que impliquen un contacto habitual con menores: campamentos, piscinas, academias, rodajes, etc.

El año pasado se solicitaron en concreto 2.679.931 certificados, el 85 % vía telemática.

En el Registro Central de Delincuentes Sexuales se incluyen los datos de la identidad y del perfil genético de las personas condenadas mediante sentencia firme por los delitos contra la libertad e indemnidad sexual y trata de seres humanos con fines de explotación sexual, incluida la pornografía.

Su objetivo, destaca Justicia, es evitar que los condenados puedan realizar actividades o ejercer profesiones u oficios en contacto con menores.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD