01-07-2020 / 19:13 h EFE

id, 1 jul (EFECOM).- Airbus tendrá un especial vigilancia sobre la planta de Puerto Real (Cádiz) ante el reajuste de plantilla anunciado este martes como consecuencia del impacto de la covid-19, al considerar que se encuentra en una situación más comprometida que el resto de las de España, junto con algunas otras fuera del país.

El fabricante aeronáutico europeo anunció este martes un plan de recorte de plantilla para hacer frente a la caída de la actividad por la crisis sanitaria derivada de la pandemia que prevé la supresión de 15.000 empleos en el mundo, 890 de ellos en España.

Fuentes de Airbus en España han señalado este miércoles que la fábrica de Puerto Real ya tenía una situación compleja antes de la pandemia debido al final de la producción del avión A380 y a que no diera tiempo a su reestructuración, por lo que tendrá una especial vigilancia sobre ella, para ver cómo le afecta esta nueva reducción de carga de trabajo.

El grupo europeo no prevé nuevos pedidos significativos de aviones en los dos próximos años y, según sus cálculos, la entrega esperada de 10.000 aeronaves de pasillo único entre 2020 y 2025 se reducirá en hasta un 25 % (1.500 menos).

En el caso de los modelos de doble pasillo, el descenso será de entre un 30 % y un 65 % sobre la previsión de 2.000 unidades en los próximos cinco años (hasta 1.300 menos).

En los próximos dos años, Airbus prevé estar alrededor de los ritmos de producción que tiene ahora: 40 aviones al mes de pasillo único, seis del modelo A350 y dos del A330, y aunque habrá subidas y bajadas, no prevé que, en los próximos dos años, estas cifras cambien significativamente.

A pesar de haber tomado muchas medidas a corto plazo en el momento del inicio de la pandemia para tratar de sostener la situación y ganar tiempo, al final la única solución ha sido plantear un reajuste de plantilla que se corresponde con la falta de carga más acentuada en el segmento de aviones de doble pasillo y menos en de los de pasillo único.

Según Airbus, primero, se recuperará el tráfico nacional y regional y, más tarde, el intercontinental y, en España, dependemos más del modelo A350 (largo recorrido) que del A320.

Airbus mantiene un contacto muy frecuente con todas las aerolíneas y, aunque hasta ahora ha habido bastante pocas cancelaciones, sí, ha habido peticiones de postergar las entregas.

Por tanto, es verdad que esta cartera de pedidos está ahí, pero el problema es que es difícil saber cuándo se va a materializar, apuntan desde la empresa.

Airbus trabajará con los gobiernos y los agentes sociales para que no haya salidas traumáticas, buscando fórmulas imaginativas que van desde poner a la plantilla en hibernación hasta ayudas a la investigación y desarrollo, para salir reforzados de la crisis y con las tecnologías maduras.

En los próximos días, el grupo iniciará la negociación con los sindicatos en cada país, a los que presentará los ajustes por plantas y función.

El grupo está convencido de que el Gobierno español va a hacer todo lo posible para estar a la altura de las ayudas al sector anunciadas inmediatamente por Alemania y Francia, así como un poco más tarde por el Reino Unido.

En España existe una mesa de trabajo que incluye varios ministerios con independencia de los recientes contactos directos entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury, han señalado las mismas fuentes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD