04-07-2020 / 12:51 h EFE

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha visitado este sábado las obras de una nueva conexión entre la pedanía de Ascara, en el término municipal de Jaca, y la carretera N-240, completándose así la plena funcionalidad del enlace de Ascara de la Autovía A-21 Jaca-Pamplona, que entrará en servicio el 10 de julio.

La actuación, con un presupuesto de 3,9 millones de euros, ha movilizado una inversión total de 4,08 millones de euros, incluyendo las expropiaciones y asistencias técnicas, informan fuentes del Mitma.

El tramo Jaca (Oeste)-Santa Cilia de la autovía A-21 (que une Jaca y Pamplona) se puso en servicio en julio de 2019 y en aquel momento quedó pendiente de habilitar la definitiva conexión del enlace de Ascara con la N-240 a través del vial de acceso a la pedanía.

Esta conexión permitirá mejorar la conectividad de la A-21 con las poblaciones del entorno, el monasterio de San Juan de la Peña y el enclave románico de Santa Cruz de la Serós.

Para materializar la conexión, que se compone de un vial de 400 metros de longitud, ha sido necesario ejecutar un nuevo puente para salvar el río Aragón, cuya cota ha requerido ajustar la rasante de la N-240 en un tramo de 600 metros, en el entorno de la intersección con el nuevo vial hacia Ascara.

El nuevo puente, que sustituye a uno antiguo de anchura insuficiente, es una estructura de 210 metros de longitud distribuidos en seis vanos.

La tipología del vano que salva el cauce del río Aragón es la de un puente losa de hormigón “in situ” de canto variable, en el que las pilas quedan empotradas en el tablero formando un pórtico y en el resto, el tablero es de canto constante y constituye una losa continua.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD