06-07-2020 / 14:13 h EFE

id, 6 jul (EFE). La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dicho este lunes que no es tiempo de ralentizar, sino de acelerar los planes de transformación "utilizando el potencial de la economía verde y azul para ponerlo al servicio de la recuperación económica".

Ribera, que ha participado en la presentación del estudio “Los Territorios No Peninsulares 100 % descarbonizados en 2040: la vanguardia de la transición energética en España", elaborado por Monitor Deloitte en colaboración con Endesa, ha señalado que España quiere mantener el compromiso de responder a la emergencia climática y profundizar en él.

Ha señalado que las islas son particularmente interesantes para adelantar la transición energética y convertirse en punta de lanza para la descarbonización, así como PARA conocer, a través de esa anticipación, las necesidades de corrección que puede necesitar la política energética.

Teresa Ribera ha dicho que los sistemas insulares requieren mejores conexiones para poder acabar con su alta dependencia de los hidrocarburos, hasta el punto de que el 98 % de la energía primaria de Canarias emplea petróleo.

Ha explicado que la transformación sólo se podrá hacer con señales regulatorias y económicas adecuadas, y ha indicado que Baleares cuenta ya con una ley de cambio climático que da cobertura a la descarbonización y Canarias está en ello.

Por su parte, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha indicado que la recuperación económica, tras la crisis del coronavirus, pasa por acelerar inversiones.

Ha dicho que para ello hay que abaratar la electricidad y hacerla más competitiva, y para conseguirlo habrá que hacer cambios y ajustes, al tiempo que ha señalado que el real decreto-ley que aprobó el Consejo de Ministros hace unas semanas ayudará a acelerar las inversiones.

Bogas ha recordado que Endesa, en su plan estratégico 2020-2022 tiene previsto aumentar un 38 % la capacidad renovable instalada a 2022, con inversiones por valor de 3.800 millones de euros.

Además, ha señalado que la compañía cesará su actividad de generación con carbón en la Península en 2022 y lo hará en las islas cuando se den en ellas las condiciones de seguridad para sus suministro.

José Bogas ha indicado que hay que acelerar la descarbonización de los territorios no peninsulares, de los que ha dicho que, dadas sus características, pueden ser un gran acelerador de la transición energética.

Ha afirmado que, con 30.000 millones de euros en 20 años dedicados a descarbonizar las islas, se podrían generar entre 15.000 y 20.000 empleos anuales, y el coste energético de los hogares se reduciría entre el 30 % y el 40 %.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD