06-07-2020 / 18:31 h EFE

Las autoridades sanitarias catalanas están buscando refuerzos sanitarios para el hospital de Lleida y los ambulatorios de la comarca del Segrià, confinada perimetralmente desde el sábado, porque los 14 brotes detectados, diez de ellos en empresas frutícolas y dos en geriátricos, se han convertido en transmisión comunitaria.

Ello significa que el virus vuelve a campar sin control en la comarca, aunque lo hace a una forma menos veloz y con menos virulencia -hay más casos leves y asintomáticos- que en el inicio de la pandemia.

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha admitido que en la comarca del Segrià, que agrupa a 38 municipios donde viven unas 210.000 personas, hay "transmisión comunitaria" y no ha descartado tener que alargar este confinamiento más de 14 días si no descienden los casos positivos.

Según el jefe del área epidemiológica de Lleida, Pere Godoy, ya hay 120 personas alojadas (54 en la granja escuela La Manreana de Juneda -Lleida-, 35 en el Hotel Rambla y 35 en el Hotel Nastasi) porque han tenido contacto con el virus y no pueden mantener una cuarentena en sus viviendas.

Este lunes hay ingresadas en Lleida 57 personas con COVID, 8 de ellas en la UCI y 18 en hospitales privados, mientras la carpa exterior instalada en el hospital de Lleida como anexo de Urgencias empezó a funcionar ayer como nueva sala de espera y de cribado para evitar aglomeraciones y permitir circuitos 'limpios' de coronavirus.

La comarca del Segrià acumula, desde el inicio de la pandemia, un total de 2.541 casos positivos (341 en residencias) por coronavirus y 136 defunciones.

El repunte más elevado ha tenido lugar durante la última semana, ya que se ha pasado de los 266 casos la semana del 22 de junio a los 524 de los últimos siete días, de los que 112 han sido en las últimas horas.

Ante esta situación, Vergés ha pedido a los leridanos "reducir la actividad social al máximo" y ha interpelado al resto de población de Cataluña: "Lo que pasa en Lleida nos debe alertar a todos".

Vergés ha justificado la medida del confinamiento perimetral del Segrià porque detectaron un incremento alarmante de los casos, de 188 positivos la semana del 22 de junio a 549 la del 28 de junio en toda la región sanitaria de Lleida, pero con los casos concentrados sobre todo en el Área Básica de Salud del Segrià, "mientras que las otras están estables", e incluso los brotes de la Vall d'Aran y de Guissona, en La Segarra, ya los dan por controlados.

La gerente de la Región Sanitaria de Lleida, Divina Farreny, ha pedido más personal sanitario para reforzar la atención en el Segrià, donde han protegido las residencias de ancianos prohibiendo las visitas y haciendo cribados, tanto si tienen o no casos positivos.

En esta línea, Pere Godoy ha advertido de que "si en dos semanas no hay cambio de la situación en el Segrià, tendremos que plantearnos nuevas medidas como el confinamiento domiciliario".

Según Godoy, el aumento de las "cadenas de transmisión" augura que en los próximos días haya un "aumento de casos", y ha llamado a ser "persistentes y pacientes".

El perfil actual de la mayoría de infectados en el Segrià son personas "laboralmente activas" y con buen estado de salud previo, por lo que hay menos ingresos en UCI que en marzo, cuando la mayoría de afectados eran mayores.

Las autoridades sanitarias no han descartado que si en 14 días no baja la incidencia se tenga que ordenar el confinamiento de la población del Segrià, donde algunos alcaldes han mostrado su desacuerdo con el confinamiento perimetral, que vigilan un centenar de mossos d'esquadra repartidos por todas las entradas y salidas de la comarca.

El jefe de Epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla, ha avisado de que "el confinamiento domiciliario es una alternativa que considerar" en el Segrià, aunque ha puntualizado que "hay que dar un cierto margen de tiempo para ver cómo van los casos y si se estabilizan".

El epidemiólogo ha reconocido que los temporeros "es un colectivo más difícil de seguir que los ciudadanos que tienen un domicilio conocido, un médico de cabecera que le hace seguimiento...", lo que, según ha dicho, obliga a "destinar más recursos".

El diputado del PSC Raúl Moreno ha criticado que la decisión de la Generalitat de confinar el Segrià "llega tarde" porque "hace días que los profesionales pedían tomar medidas".

El sindicato CSIF ha denunciado "descontrol monumental" de la Generalitat y ha pedido volver a la fase 2, mientras que la UGT ha pedido limitar aforos de bares, restaurantes y comercios del Segrià.

CCOO ha asegurado que las empresas "han priorizado la campaña agrícola por encima de la salud de sus trabajadores" y ha denunciado que algunas no han cumplido las medidas de higiene y seguridad necesarias.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD