07-07-2020 / 18:41 h EFE

El entrenador del Gran Canaria Fútbol Sala, Suso Méndez, ha manifestado que la "ilusión" del equipo isleño en conseguir el ascenso a la Segunda División, y que harán "todo lo posible" por lograrlo, aunque aún desconocen el rival al que tendrán que medirse el próximo día 25, y dónde.

El experimentado técnico isleño no quiere buscar excusas de ningún tipo ante el momento más decisivo de la temporada, después de un confinamiento por la pandemia del coronavirus que ha cambiado las reglas del juego para todos los equipos por igual.

"Este 'play-off' es una oportunidad que nos hemos estado trabajando durante toda la temporada. La vida es ilusión y nosotros vamos a intentar ascender de categoría", ha explicado.

Méndez ve a sus jugadores con "ganas de hacer cosas", aunque detecta que han estado mucho tiempo parados por la crisis sanitaria que obligó a suspender todas las competiciones.

"Es una cuestión de mentalidad y del momento que vivimos. En nuestro caso actualmente estamos trabajando entre seis y siete veces por semana, pero debemos tener en cuenta que de aquí a ese partido puede haber lesiones, cansancio acumulado o jugadores que no sean capaces de reactivarse para competir", ha explicado.

El entrenador del Gran Canaria, a la espera aún de conocer el rival en la decisiva eliminatoria, sostiene que hasta la semana previa a la disputa de ese encuentro no sabrá qué conjunto estará en las mejores condiciones para afrontarlo.

Ahora bien, sí reconoce que su equipo llegará sin ningún partido previo disputado a esa final por el ascenso, y quizá puedan acusarlo, pero se compensa con el hecho de afrontarlo "sin ese desgaste previo de tener que jugar dos partidos para clasificarnos para la final".

Por lo que respecta a la salud de sus jugadores, Méndez ha recordado que les hicieron un test antes de volver a los entrenamientos, y que el próximo día 22 se les realizará otro.

"El protocolo llevado a cabo por la Real Federación Española de Fútbol hace que esté todo bastante controlado", ha aclarado.

Su mayor preocupación es que los jugadores estén "bien físicamente" para mantener el ritmo del partido, y que sean capaces de conjuntarse de nuevo tras varios meses de inactividad.

"A ellos no se les ha olvidado jugar al fútbol sala y todos saben cómo veníamos haciéndolo, pero debemos recuperar la acción y reacción de cada jugador. Lo difícil es que nos aguante el físico y la mente", ha concluido.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD