13-07-2020 / 13:11 h EFE

La Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha reconocido este lunes "cierto retraso" en las inversiones referentes a la implantación de energías renovables en Menorca, aunque ha asegurado que el proyecto de descarbonización 2030 de la isla se cumplirá.

El objetivo de este plan es conseguir antes de 2030 un 85 % de energía de autoconsumo, reducir en un 50 % el consumo energético en transporte terrestre, un 30 % para usos térmicos en el sector industrial y rebajar un 10 % el gasoil B en el sector primario.

Ribera ha indicado que estos objetivos son realistas al finalizar el acto de presentación del cable eléctrico submarino entre Menorca y Mallorca, celebrado en el Ayuntamiento de Ciutadella.

"Estamos iniciando la planificación de las inversiones de Red Eléctrica y la Comisión Europea ha exigido prioridad en la interconexión entre Mallorca y la península por motivos obvios", ha dicho la ministra, que ha reconocido que "hay cierto retraso en inversiones de energía renovable" pero que "el plan de descarbonización 2030 es perfectamente cumplible".

Sobre el cable Mallorca-Menorca, Teresa Ribera ha destacado la importancia de la infraestructura para "reforzar la calidad y seguridad del suministro eléctrico en Menorca, reduciendo las emisiones asociadas al sistema eléctrico balear, y liderar los avances de Baleares en materia de sostenibilidad".

Por otro lado, la presidenta de Red Eléctrica España, Beatriz Corredor, ha enfatizado el compromiso del Ejecutivo.

"Tenemos un Gobierno que apuesta por este tipo de instalaciones renovables y estamos trabajando en una planificación con criterios de un mínimo impacto medioambiental, unido al aprovechamiento de las actuales infraestructuras", ha indicado.

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha agradecido el trabajo conjunto entre instituciones. "Se han cumplido los plazos de una obra técnicamente muy compleja, a pesar de las dificultades", ha dicho.

El conseller balear de Transición Energética, Juan Pedro Yllanes, ha destacado que "con este cable las dos islas quedan unidas en ambos sentidos, ocasionando una seguridad que evitará las fallas eléctricas del pasado".

La inversión del cable eléctrico entre Menorca y Mallorca es de 84 millones de euros y el trazado marítimo de 41,7 kilómetros, con una profundidad máxima de 86 metros. El terrestre transcurre por 12,5 kilómetros en Menorca y 732 metros en Mallorca.

El proyecto se inició el 2 de noviembre de 2018, cuando el Consejo de Ministros declaró su utilidad pública y concedió la autorización administrativa para su construcción.

Las obras del nuevo cable eléctrico no se vieron interrumpidas durante el estado de alarma, ya que las instituciones consideraron esta infraestructura esencial para el sistema eléctrico del archipiélago.

La nueva conexión subterránea mejorará la seguridad del suministro eléctrico en Menorca e incrementará la resiliencia de su sistema eléctrico ante sucesos imprevistos.

La interconexión por cable entre las dos islas llevaba fuera de servicio desde 2017 tras 42 años en activo, después de sucesivas causadas por un barco fondeado en zona prohibida que lo arrancó.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD