14-07-2020 / 12:11 h EFE

Los casos de contagio por COVID-19 se han disparado de forma alarmante la ltima semana en Libia, pas sumido en el caos y la guerra civil desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la victoria rebelde sobre la dictadura de Muamar al Gadafi, dijo hoy a Efe una fuente mdica local.

Segn la misma, la cifra de contagiados ha pasado de 1.046 a ms de 1.500 desde que el pasado 6 de julio se superara el millar de casos, mientras que las muertes se elevan a 42, frente a las 32 de hace una semana.

Los contagios tambin se han multiplicado en el cuerpo mdico, especialmente en las depauperadas ciudades del sur del pas, donde se han confirmado diez casos entre mdicos y enfermeras en apenas una semana.

"Trabajan en condiciones muy precarias, sin instrumental ni equipos de proteccin necesarios", agreg la fuente antes de recordar que el sector sanitario est destruido tras casi una dcada ininterrumpida de guerra.

Hace una semana, las autoridades sanitarias en Trpoli achacaron el incremento de los contagios a los cortes diarios del suministro de electricidad, que se prolongan muchos das ms all de las 24 horas y que obligan a la poblacin a salir de casa y a agolparse en las gasolineras para comprar combustible para los generadores, que tambin escasea.

Tambin es debido al relajamiento de las medidas de prevencin y distanciamiento en mercados y comercios, donde la poblacin se concentra sin mascarillas ni la higiene necesaria.

La guerra civil se recrudeci en Libia a finales de 2015 como consecuencia del fracaso del plan de paz diseado por la ONU, que dej el pas divido en dos partes con dos gobiernos enfrentados, uno llamado Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) sostenido por la ONU en Trpoli, y otro no reconocido por la comunidad internacional tutelado por el mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del pas.

Los combates se repiten con extrema intensidad en el oeste del pas desde que hace quince meses el lder militar levantara un cerco para tratar de conquistar la capital.

Desde entonces, han muerto ms de 1.800 personas -cerca de 400 de ellas civiles-, alrededor de 20.000 han resultado heridas y cerca de 200.000 se han visto obligadas a abandonar sus hogares y convertirse en desplazados internos.

El conflicto ha destruido, asimismo, el ya de por si precario sistema de salud del pas, monopolizado por el tratamiento de las heridas de guerra y carente tanto de personal sanitario cualificado como de instrumental y medicinas.

A finales de abril, la ONU pidi un alto el fuego para luchar contra la pandemia que fue rechazado por ambos contendientes que siguen reticentes a sentarse en la mesa de dilogo.

Los combates en torno a la capital han convertido el conflicto en un enfrentamiento multinacional, totalmente privatizado, librado por milicias locales y miles de mercenarios extranjeros llegados principalmente de Siria, Sudn, Chad y Rusia.

Y dejando a la intemperie a miles de migrantes irregulares que tratan de hacerse a la mar para llegar a Europa a travs de mafias que operan en la costa noroeste del pas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD