14-07-2020 / 15:30 h EFE

La oposición maliense elevó a más de 20 muertos el saldo de los manifestantes víctimas de la represión policial contra las protestas celebradas este fin de semana para exigir la renuncia del presidente Ibrahim Boubacar Keita (IBK), aunque el Gobierno solo reconoció 11 fallecidos.

En un comunicado difundido anoche, el movimiento M5-RFP acusó el Gobierno maliense de practicar "ejecuciones sumarias premeditadas y detenciones arbitrarias" contra los manifestantes y sus líderes.

Asimismo, lamentó que el Ejecutivo emplease a las fuerzas especiales antiterroristas (FORSAT) para reprimir a los manifestantes y sofocar la reivindicación popular, utilizando "armas de guerra de forma sistemática" contra los civiles.

Precisó que esa actitud represiva causó también cientos de heridos, aunque el Gobierno maliense afirmó que fueron un total de 158 los heridos en las protestas, entre manifestantes y agentes de seguridad.

"La ola de violencia que se extendió por la ciudad de Bamako causó la pérdida de vidas y daños materiales enormes a los edificios y propiedades públicas, así como a las personas y sus propiedades", precisó el Ejecutivo en un comunicado.

La nota añadió que el primer ministro, Boubou Cisse, ordenó una investigación para determinar las responsabilidades en estos acontecimientos y evaluar el volumen de los daños causados.

Esa escalada de violencia estalló el pasado viernes cuando la coalición opositora formada por el Movimiento 5 de junio y el Reagrupamiento de las fuerzas patrióticas -M5-RFP)- declarase la desobediencia civil hasta el derrocamiento de IBK, entre otras demandas.

El "líder espiritual" de la oposición maliense es el jeque musulmán Mahmud Dicko, pero se ha desmarcado de la vía de la desobediencia civil adoptada por la mayor parte de la oposición.

Ante la escalada de la violencia, Dicko llamó a la calma y pidió que se evite la violencia, sin renunciar a su determinación para derrocar el sistema del presidente IBK.

"Pido de nuevo a la juventud maliense que muestre moderación y calma. Realmente podemos lograr todo lo que buscamos con paciencia y buenas maneras. Evitar cualquier tipo de violencia", precisó en declaraciones a la radio francesa RFI.

Pocas horas después de estas declaraciones, las autoridades malienses liberaron a siete líderes del M5-RFP, como Issa Kaou Djim, Clément Dembele, Mountaga Tall, Choguel Maiga y Nouhoum Sarr, que fueron detenidos durante los acontecimientos del fin de semana.

Bamako y varias otras ciudades de Mali fueron escenario de protestas multitudinarias en los últimos meses contra los resultados de las elecciones legislativas del pasado abril, que dieron la victoria a partidos políticos afines a IBK.

Los grupos de la oposición consideran que la actual Asamblea Nacional (Parlamento) es ilegitima debido a la falsificación de los resultados de aquellos comicios, por lo que piden su disolución.

Asimismo, reivindican la dimisión del Tribunal Constitucional por legitimar estos resultados y no tomar en consideración los recursos de los partidos de la oposición.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD