14-07-2020 / 19:50 h EFE

Román Starovoyt, el gobernador de la región de Kursk, en el suroeste de Rusia, comenzó a sancionar a los funcionarios por cometer faltas de ortografía o imprecisiones en los documentos oficiales.

"Durante el último año hallé personalmente errores ortográficos en seis o siete cartas oficiales. En la Administración de Kursk hay un corrector, pero a veces tras su revisión el texto precisa de enmiendas y añadidos urgentes. De ahí vienen las erratas", afirmó, citado por el portal Sekunda Media.

El gobernador señaló que en un principio llamaba la atención a los funcionarios, pero "tras los últimos dos casos tuve que tomar medidas disciplinarias y privé a los culpables de la bonificación trimestral".

Según Starovoyt, normalmente el monto de la bonificación equivale a la mitad del sueldo y pagos extra por el cargo, que para un asesor representa un extra al salario de 3.800 rublos (53 dólares) y para el presidente de un comité, de 10.000 rublos (140 dólares).

"Considero inadmisible cualquier errata en la correspondencia oficial. Una coma mal puesta puede tergiversar todo el sentido de la carta", explicó y recordó que todos los empleados estatales pasan pruebas de idioma ruso para obtener sus puestos.

Es por ello que para el gobernador, la mala ortografía de un empleado es un motivo para cuestionar hasta qué punto esta persona está calificada para cumplir con su trabaj o.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD