15-07-2020 / 11:30 h EFE

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado las políticas de austeridad llevadas a cabo por las comunidades autónomas durante los últimos años, que suponen una década perdida (entre 2009 y 2018) en la Sanidad y que han puesto en riesgo el derecho a la salud en España.

En un informe dado a conocer este miércoles, AI ha lamentado que tras las medidas de austeridad adoptadas en el contexto de la anterior crisis económica (entre 2009 y 2013) que provocaron el "hundimiento" del gasto sanitario, "seguimos sin recuperar la inversión sanitaria pública que teníamos hace diez años".

Y como consecuencia de esto -ha advertido- el derecho a la salud está en riesgo, ya que las políticas de austeridad han provocado un deterioro de la accesibilidad, asequibilidad y calidad de la asistencia sanitaria y han generado sufrimiento, especialmente entre las rentas más bajas y en los enfermos crónicos, personas con discapacidad, las que reciben tratamiento de salud mental y los mayores.

Denuncia que a pesar de que el PIB ha aumentado un 8,6 %, el gasto sanitario público se ha reducido en España en un 11,21 % desde 2009 y Baleares es la única comunidad que ha recuperado la inversión de 2009, mientras que Castilla La Mancha, Asturias, La Rioja, Galicia y Cataluña son las que se encuentran más alejadas de alcanzar ese objetivo.

En el caso de Asturias, el informe cifra en un 13 por ciento el descenso de la inversión sanitaria pública en la década y en un 9 por ciento la inversión por habitante.

En el conjunto de las comunidades autónomas, el porcentaje que representa el gasto sanitario respecto del PIB se ha reducido, pasando del 8,98 % de 2009 al 8,87 % en 2017 y comparando con el resto de los Estados de la Unión Europea, España está por debajo de países como Alemania, que dedica un 11,25 % de su PIB al gasto sanitario en 2017, Francia (11,3 %), Suecia (11 %), Austria (10,4 %), Bélgica (10,3 %) y Países Bajos (10,10 %).

España sólo está por delante de otros países como Estonia, Chipre, Lituania, Luxemburgo o Rumanía, que destinan porcentajes inferiores al 6,5 %.

"Las autoridades deben, de manera urgente, revertir la tendencia de desinversión en el Sistema Nacional de Salud e incrementar los recursos humanos y materiales para asegurar el cumplimiento progresivo del derecho a la salud", ha reclamado el director de AI, Esteban Beltrán.

Otra de las cifras que denuncia la organización es que entre el 2009 y 2018 el gasto sanitario público por habitante se ha reducido en un 10,5 %, lo que supone que el Estado se gastó en cada persona 147 euros menos que hace una década.

AI señala a la Atención Primaria como la principal olvidada, a pesar del papel importante que juega en crisis sanitarias como la del coronavirus.

Así, la inversión en este nivel asistencial se ha reducido en un 13,10 % de media en las comunidades autónomas en la última década y ha pasado a suponer tan solo el 13,8 % del total del gasto sanitario público en 2018, frente al ya escaso 14,3 % de 2009.

Por comunidades, Aragón y Cataluña son las que más han reducido su inversión en Atención Primaria y sólo Murcia ha aumentado su porcentaje (en un 6,92 %) desde 2009.

Además, en diez años las ratios de personal médico y de enfermería apenas han variado.

Por todo esto, AI insiste en que España debe adoptar una estrategia de refuerzo del Sistema Nacional de Salud y debe construirla desde el respecto a los derechos humanos y la garantía de protección de todas las personas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD