16-07-2020 / 10:40 h EFE

s, 16 jul (EFECOM).- El grupo industrial francés Alstom anunció este jueves que su facturación en su primer trimestre fiscal, entre abril y junio pasados, descendió un 25 % con respecto al mismo periodo del anterior, hasta los 1.510 millones de euros.

El consejero delegado de la empresa, Henri Poupart-Lafarge, atribuyó la caída a "las consecuencias de las medidas de confinamiento ligadas a la COVID-19".

En ese periodo, Alstom ha inscrito pedidos por valor de 1.650 millones de euros, un 2 % más.

Los pedidos han procedido esencialmente de un contrato importante de trenes y servicios de la región África, Oriente Medio y Asia Central, junto a otro del metro de Taipei, indicó la empresa.

Alstom tiene pedidos por valor de 41.200 millones de euros, frente a los 40.900 que contaba tres meses antes, lo que le permite ser optimista sobre sus perspectivas de facturación para el conjunto del ejercicio fiscal, que se cerrará en marzo de 2021.

Pese a ello, el grupo reconoció que la crisis del coronavirus tendrá un impacto negativo en sus cuentas, aunque reconoció que por ahora no puede determinar su cuantía.

"Tras la crisis actual, el grupo espera una recuperación rápida del mercado ferroviario, apoyado en sólidos cimientos y en una demanda creciente de movilidad sostenible", indicó el industrial en un comunicado.

Alston precisó que su previsión de crecimiento anual medio del 5 % de su volumen de negocios se verá algo disminuida, pero mantiene el objetivo de lograr un margen de explotación ajustado de en torno al 9 %.

Al tiempo que señaló que mantiene su proyecto de finalizar la adquisición de la filial de transportes del grupo canadiense Bombardier a lo largo del primer semestre de 2021.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD