16-07-2020 / 14:10 h EFE

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) estima que la Comunidad Autónoma de Extremadura podría alcanzar este año un déficit entre el -0,5 % y el -0,8 % del PIB, con un impacto de la COVID-19 compensado por las transferencias del Estado, y empeora "significativamente" las perspectivas para 2021 y 2022.

La presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, ha presentado este jueves el informe de la institución sobre la ejecución presupuestaria, deuda pública y regla de gasto para 2020, en el que revisa sus previsiones para ajustarlas a la evolución de la pandemia y que vuelven a enmarcarse en dos escenarios distintos.

En el escenario más benigno -con brotes locales controlados-, la economía española perdería este año un 10,1 % de su PIB (1,2 puntos más que en su anterior informe), un desplome que se elevaría hasta el 12,4 % (7 décimas más) en el más perjudicial -con un nuevo confinamiento de un mes-.

En el caso de Extremadura vaticina un déficit de entre el -0,5 y -0,8 % del PIB, por encima de la previsión de cierre actualizada que le ha remitido la comunidad autónoma, que ha sido del -0,2 %, según indica en su informe.

La AIReF estima un mayor gasto sanitario por el impacto de la COVID–19 de entre 7 décimas y 1 punto del PIB regional y, respecto a los ingresos, prevé una menor recaudación de unas dos décimas de PIB.

Añade que el impacto de la caída esperada de la actividad económica, aunque limitado al no trasladarse a los recursos del sistema de financiación autonómica, puede suponer entre 4 y 5 décimas del PIB regional de mayor déficit.

Estima que el conjunto de las transferencias del Fondo COVID-19 que percibirá la Comunidad Autónoma de Extremadura podrían suponer en torno a un punto y medio del PIB regional.

Y sobre la deuda, prevé que oscile entre un 25,4 y un 26,5 % del PIB, afectado tanto por la caída del PIB regional como por factores fiscales ajenos a la COVID19.

Sobre las perspectivas a medio plazo, considera que el impacto de la crisis actual se aplaza a los ejercicios siguientes a través de los recursos del sistema de financiación autonómica y otras transferencias del Estado.

De este modo, "las perspectivas en la Comunidad Autónoma de Extremadura para 2021 y 2022 empeoran significativamente respecto a 2020."

En este sentido, explica que los recursos del sistema de financiación para 2021 en Extremadura podrían experimentar una caída de entre el 11 % y el 15 % respecto a las cuantías abonadas en 2020.

A ello une la caída de ingresos por la no reiteración de transferencias extraordinarias de 2020, que determina una variación negativa del conjunto de los ingresos entre el 11 % y el 14 %.

Aun bajo el supuesto de que la mayor parte del incremento del gasto esperado en 2020 en el ámbito sanitario y social no se mantenga en 2021, y de que se inicie la recuperación económica, "es previsible un importante deterioro del saldo de la comunidad en este ejercicio", que podría aumentar cerca de tres puntos el déficit del año anterior.

A ello suma que las entregas a cuenta en 2020 no han tenido en cuenta la caída de ingresos que se espera, por lo que en 2022 la comunidad tendrá que hacer frente a la liquidación definitiva de 2020.

En consecuencia, la Airef concluye que la "abrupta" caída del crecimiento económico, junto con el deterioro del saldo fiscal a partir de 2021, supondrán un aumento en el nivel de riesgo de sostenibilidad financiera de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Según indica, regresar al nivel de deuda del 22,8% registrado a finales del año 2019 requeriría, bajo el supuesto de corrección anual fija del déficit de 0,25 puntos de PIB, "al menos tres décadas".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD