16-07-2020 / 15:40 h EFE

Las escaramuzas en la frontera entre Azerbaiyán y Armenia, que se prolongan desde hace cuatro días, han agravado las históricas tensiones entre ambos países, que protagonizaron a fines de los pasados años ochenta la primera guerra entre dos repúblicas soviéticas.

Tras un día de calma relativa, las hostilidades se reanudaron la madrugada de este jueves y las partes se acusaron mutuamente de reiniciar los ataques.

INTERCAMBIO DE ACUSACIONES

"La mañana del 16 de julio unidades de las fuerzas armadas de Armenia nuevamente intentaron atacar nuestras posiciones en el sector fronterizo de Tovuz", denunció el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán

Según Bakú, la artillería armenia atacó cuatro aldeas en la región de Tovuz, sin que se produjeran víctimas entre sus habitantes.

"Nuestras unidades controlan la situación operativa", aseguró Defensa.

A su vez, Armenia denunció un intento de incursión de un centenar de militares azerbaiyanos, que se replegaron tras "sufrir bajas".

"Las fuerzas armadas azerbaiyanas intentaron apoderarse de una de nuestras posiciones", declaró el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, a los miembros de su Gabinete.

Según el jefe del Gobierno armenio, "la situación se encuentra bajo control" y "no se han producido bajas ni entre los militares ni entre la población civil".

A su vez, la portavoz del Ministerio de Defensa de Armenia, Shushán Stepanián, aseguró que los soldados armenios destruyeron un carro de combate azerbaiyano.

"Es desinformación. Todos los carros de combate azerbaiyanos están intactos. Las fuerzas blindadas de Azerbaiyán están fuera del alcance de las unidades del enemigo", dijo a Efe el portavoz del Ministerio de Defensa azerbaiyano, Vaguif Darguiajli.

En Bakú, la crisis fronteriza se ha cobrado su primera víctima política. El presidente Ilham Alíev destituyó al ministro de Asuntos Exteriores, Elmar Mamediárov, en el cargo desde 2004, al que acusó de no estar en su puesto de trabajo en un momento de tantas tensiones en la frontera.

LEJOS DE NAGORNO KARABAJ, LA MANZANA DE LA DISCORDIA

Los choques fronterizos, que se han cobrado más de 15 muertos, tienen lugar en un sector fronterizo situado a unos 280 kilómetros al norte de Nagorno Karabaj, territorio azerbaiyano actualmente ocupado por los armenios, donde a finales de la pasada de década de 1980 estalló el conflicto entre Azerbaiyán y Armenia, a la sazón repúblicas de la ya desaparecida Unión Soviética.

La población de Nagorno Karabaj, mayoritariamente armenia, pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra, que causó unos 25.000 muertos.

Al término de los combates, que se prolongaron hasta 1994, las fuerzas armenias se hicieron con el control de Nagorno Karabaj y también ocuparon vastos territorios azerbaiyanos, que llaman "franja de seguridad", para unir el enclave a Armenia.

Azerbaiyán sostiene que la solución al conflicto con Armenia pasa necesariamente por la liberación de los territorios ocupados, demanda que ha sido respaldada por varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Armenia, por su parte, apoya el derecho a la autodeterminación de Nagorno Karabaj y aboga por la participación de los representantes del territorio separatista en las negociaciones sobre el arreglo del conflicto.

LOS APOYOS DE AZERBAIYÁN Y ARMENIA

"Las autoridades de Armenia deben entrar en razón y aprender a hacer su aporte al arreglo de las diferencias en el Cáucaso Sur, y no crear nuevos focos de tensión", declaró hoy el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía, aliado tradicional de Azerbaiyán.

En declaraciones a Efe, el experto militar georgiano Irakli Aladashvili llamó la atención sobre el decidido apoyo de Ankara a Bakú y su disposición a prestarle todo tipo de asistencia.

"Después de sus éxitos en Siria y Libia, Turquía quiere fortalecer sus posiciones en la región del Cáucaso Sur", agregó.

Armenia, por su parte, como miembro de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), se encuentra bajo el alero de Rusia, que lidera esa alianza.

"Azerbaiyán y Armenia han acumulado gran cantidad de armamento y pueden destruir ciudades e instalaciones estratégicas, es decir, tienen potencial para una gran guerra, por lo que los mediadores occidentales deben reaccionar con rapidez y sentar a las partes a negociar", advirtió Aladashvili.

RAÍCES HISTÓRICAS, MUSULMANES y CRISTIANOS

Las raíces históricas del conflicto entre azerbaiyanos, musulmanes, y armenios, cristianos, se remontan al siglo XI, con la expansión del Sultanato Selyúcida.

A comienzos de la centuria pasada, en 1905-1906, armenios y azerbaiyanos, "tártaros transcaucasianos", como los llamaban en el Imperio ruso, protagonizaron sangrientos enfrentamientos.

En 1918, en medio del vacío de poder tras la revolución bolchevique, estallaron choques interétnicos, que causaron miles de muertos y que se prolongaron hasta 1920, cuando el Ejército Rojo impuso el régimen soviético en Azerbaiyán y Armenia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD