16-07-2020 / 16:50 h EFE

Castilla-La Mancha redujo el uso de agua de riego en un 7,9 por ciento en 2018 respecto a 2016, con un total de 1.523,7 hectómetros cúbicos, y fue la comunidad autónoma que más contrajo su consumo de agua para regadío.

A nivel nacional el volumen de agua de riego usada en el sector agrario aumentó el 3,7 % en 2018 respecto a 2016, hasta los 15.495 hectómetros cúbicos, según una encuesta difundida este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Del total del agua consumida para riego en Castilla-La Mancha, el 48 por ciento fue para goteo, el 45 por ciento para aspersión y el 7 por ciento para riego por gravedad, por lo que fue la comunidad autónoma que destinó menos porcentaje de agua a este tipo de riego.

Además, los 1.523,7 hectómetros cúbicos usados para regadío en Castilla-La Mancha son el 9,8 por ciento del total nacional.

Respecto a las distintas técnicas a nivel nacional, la utilización de agua de regadío por goteo creció el 6,4 % en ese periodo, el riego por gravedad lo hizo el 2,8 % y el riego por aspersión, el 0,7 %.

Los cultivos herbáceos, que representaron el 54,6 % del volumen total del agua de riego, emplearon un 1,7 % más de agua que en 2016, mientras que los otros cultivos, como industriales, plantas ornamentales y flores, usaron un 15,4 % más.

Los volúmenes de agua se incrementaron el 5,7 % en los frutales, el 3,4 % en patatas y hortalizas; y el 0,3 % en el olivar y el viñedo.

Según el INE, el 74,3 % del volumen de agua disponible para el riego en 2018 fue de origen superficial, el 23,9 % tuvo origen subterráneo y el 1,8 % procedió de otros recursos hídricos, como agua desalada u obtenida de la depuración de aguas residuales.

Entre comunidades autónomas, Andalucía fue la que más agua de riego utilizó (26,9 % del total), seguida de Castilla y León (14,4 %) y Aragón (13,4 %); mientras que entre las que más incrementaron su uso están Extremadura (el 12,7 % más que en 2016), Castilla y León (10,9 % más) y Comunidad Foral de Navarra (10,7 % más).

Del lado contrario, Castilla La Mancha redujo el uso de agua de riego en un 7,9 %; La Rioja, en un 6,3 %; y Murcia, en un 5,8 %.

En función de las técnicas, Andalucía fue la comunidad que más agua de riego por goteo utilizó, Aragón usó un mayor volumen en riego por gravedad y Castilla y León, más riego de aspersión.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD