20-07-2020 / 16:21 h EFE

El Athletic Club, undécimo en la Liga 2019-2020 que concluyó el domingo, ha vuelto a encadenar un trienio sin clasificarse para competiciones europeas doce años después de su última racha de tres temporadas consecutivas fuera de torneos continentales.

Fue en las campañas 2005-2006, 2006-2007 -las conocidas como 'bienio negro'- y la 2007-2008, la primera de las cuatro con Joaquín Caparrós en el banquillo de San Mamés, cuando el equipo rojiblanco enlazó por última vez esa racha que ha vuelto a igualar ahora.

En la 2008-2009 se metió en la Liga Europa como finalista de Copa y, tras una temporada en blanco, repitió en la 2010-2011 al ser sexto y en la 2011-2012, como subcampeón del torneo del KO.

En la 2012-2013 se volvió a quedar fuera de Europa y en las cuatro siguientes encadenó su mejor periodo al lograr billete continental en cuatro campañas consecutivas, en la 2013-2014 para la Liga de Campeones y en las tres siguientes, de 2014 a 2017, para la Liga Europa.

Después de la salida de Ernesto Valverde el Athletic no ha vuelto a ganarse una plaza europea. En la 2017-2018, con José Ángel Ziganda, fue decimosexto; en la 2018-2019, primero con Eduardo Berizzo y desde diciembre con Gaizka Garitano, acabó octavo, y esta campaña, undécimo.

El equipo rojiblanco perdió todas sus opciones de alcanzar una plaza en la segunda competición continental después de caer con el Leganés en San Mamés en la penúltima jornada liguera tras de un curso irregular en el que ha ido de más a menos.

En la primera vuelta el Athletic ocupó una de las siete primeras plazas en 14 de las 18 primeras jornadas, llegando incluso a ser líder de LaLiga después de derrotar al Alavés en 'La Catedral' en la quinta fecha.

La séptima posición después del empate sin goles en el Santiago Bernabéu en el último partido de 2019 fue la última vez que el conjunto bilbaíno pisó la zona europea.

Lastrado por el desgaste al que se sometió entre enero y marzo para alcanzar la final de Copa, una racha de diez jornadas sin ganar -con cinco derrotas y cinco empates- descabalgó a los de Garitano de la zona noble y les obligó a ir a remolque hasta el final de la competición.

Antes del parón por la pandemia del coronavirus, a comienzos de marzo, los rojiblancos eran décimos a cinco puntos del séptimo clasificado, una distancia que tras la vuelta a la competición en junio llegaron a reducir a solo dos puntos en la 33ª jornada después de ganar en Mestalla.

Dos derrotas consecutivas en San Mamés, ante Real Madrid y Sevilla, complicaron las opciones rojiblancas, que reverdecieron con el triunfo a domicilio ante el Levante para desaparecer totalmente unos días más tarde con esa derrota con el Leganés antes de un triste cierre con la goleada (4-0) encajada en Los Cármenes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD