21-07-2020 / 16:40 h EFE

La mesa del tercer sector, que agrupa a más de 3.000 entidades catalanas, ha instado a una coordinación urgente entre el ingreso mínimo vital y la renta garantizada para reducir la pobreza en Cataluña.

Es la principal reacción de la mesa a la publicación de la nueva encuesta de condiciones de vida del IDESCAT, que apunta que cerca del 44 % de la población se encuentra en situación de pobreza estructural antes de la intervención de las Administraciones (pensiones, prestaciones y ayudas).

"Ahora más que nunca hay que asegurar la garantía de ingresos y, por ello, es imprescindible que los dos gobiernos concreten inmediatamente el encaje del ingreso mínimo vital y la renta garantizada", ha señalado la mesa del tercer sector en un comunicado.

Además, reclaman que el sistema resultante de las dos prestaciones sea compatible con las ayudas a la vivienda para frenar la emergencia habitacional y alertan de que las oficinas de tramitación y los sistemas de atención ciudadana deben poder absorber la demanda que haya en el mes de agosto, o en caso de agravamiento de la crisis sanitaria, porque "la pobreza no hace vacaciones"

Según el IDESCAT, tras estas transferencias sociales, la tasa de riesgo de pobreza se sitúa en el 19,5 %, casi 2 puntos por debajo que en 2018.

Además, la pobreza golpea especialmente a la infancia, donde la tasa de riesgo de pobreza vuelve a crecer y se sitúa en más del 30 %, y las personas migradas, que también aumenta y ya es del 50 %.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD