21-07-2020 / 17:30 h EFE

La empresa Montajes Rus ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a 240 personas, en lugar de las 66 planteadas inicialmente, tras la decisión de Iberpotash de cerrar definitivamente la mina de Vilafruns (Barcelona).

El pasado mes de junio, dos empleados de Montajes Rus, subcontrata de Iberpotash, murieron en sendos accidentes laborales ocurridos en la mina de Vilafruns, situada entre Sallent y Balsareny, después que unas piedras de grandes dimensiones les cayeran encima.

Tras el segundo accidente mortal, ocurrido el 25 de junio, la dirección de Iberpotash paró la producción esta mina y la pasada semana anunció su cierre definitivo por motivos económicos.

En un comunicado, CCOO ha rechazado este ERE y ha pedido a las direcciones de Iberpotash y Montajes Rus un plan de transición que permita minimizar la afectación de los despidos.

El sindicato alerta que esta decisión supone "un duro golpe" para la ocupación en las comarcas del Bages y el Berguedà y que muchas empresas del territorio, dedicado en buena parte a la actividad minera, sufrirán indirectamente las consecuencias.

CCOO lamenta la decisión "oportunista" de Iberpotash de cerrar Vilafruns después de los dos accidentes mortales ocurridos en la mina, una decisión que, de materializarse, dejaría en la calle a unos 400 trabajadores de plantilla y subcontratados.

El comité de empresa ha convocado para mañana dos asambleas para informar a los trabajadores de la situación y analizar las posibles medidas a adoptar contra el cierre de la mina y los despidos en Montajes Rus.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD